Diario 877 14.12.2019 | 19:55
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.
El procedimiento debe ser efectuado por profesionales expertos

Síndrome del Edificio Enfermo: limpiar los conductos de aire para evitarlo

Rentokil Initial emplea un robot especializado para realizar las inspecciones 26 septiembre, 2019
  • La legislación española obliga a inspeccionar anualmente la calidad del aire interior de los espacios públicos y privados
  • El objetivo es la extracción de microorganismos, polvo y otras partículas que se puedan acumular en su interior
  • La higienización o limpieza de los sistemas de ventilación y acondicionamiento de aire suele efectuarse mediante distintos tipos de cepillos

Una limpieza profesional de los conductos de los aparatos de aire acondicionado es fundamental para evitar el 'Síndrome del Edificio Enfermo' y eliminar cualquier posible contaminación que pueda dañar la salud de los clientes o trabajadores en grandes colectividades o establecimiento del Canal Horaca.

El procedimiento de la limpieza de aires acondicionados debe ser efectuada por profesionales expertos en métodos como el cepillado mecánico, limpieza mediante aire a presión y la aspiración.

El objetivo es la extracción de microorganismos, polvo y otras partículas que se puedan acumular en el interior de los conductos y en los equipos de ventilación, así como solucionar obstrucciones que puedan causar bajo rendimiento, sin dañar la estructura del sistema.

La limpieza de aires acondicionados debe ser efectuada por profesionales.

Dentro del espectro de soluciones de higiene y prevención, Rentokil Initial emplea para las inspecciones un robot especializado -compuesto por un pequeño vehículo de motor eléctrico con doble cámara, luces y pantalla táctil- que graba en vídeo el estado interior de los conductos.

Los datos e imágenes del robot se valoran y se emplean, junto al resultado de la medición del resto de parámetros, para otorgar una declaración de conformidad

La higienización o limpieza de los sistemas de ventilación y acondicionamiento de aire suele efectuarse mediante distintos tipos de cepillos mecanizados y se complementa con el uso de aspiradoras con filtros HEPA que evitan posibles fugas de partículas al exterior.

"Se puede entrar al sistema aprovechando el hueco de las rejillas e introduciendo los equipos de limpieza (cepillos, aire a presión etc.) En el siguiente registro se introduce el tubo del aspirador, que arrastra todo lo que el cepillo está soltando. El aspirador está provisto de filtro absoluto, que filtra todo lo que aspira para que la suciedad de los conductos no lo saquemos luego al ambiente", detalla la Técnica Superior de Sanidad Ambiental de la multinacional dedicada a la higiene y el control de plagas, Rentokil Initial, Ana Carmen Aguirre.

En los casos en los que no existen rejillas, o éstas son de difícil acceso, se procede a cortar el propio conducto para crear las compuertas que servirán como vías de entrada

"Con un cúter (en el caso de conductos de fibra) abrimos una tapa y podemos acceder al interior con los cepillos o el aspirador. En el caso de conductos metálicos, se practica un corte y se colocan posteriormente tapas homologadas", añade Aguirre.

La limpieza mediante aire a presión, por su parte, es menos agresiva y es el método de elección en conductos más pequeños y de materiales más débiles

Consiste en inyectar aire a presión por medio de una boquilla de aire inteligente con cámara para remover las partículas del interior que son posteriormente aspiradas.

Una vez concluida la limpieza de los conductos, se deben seguir procesos análogos para limpiar los difusores, las rejillas y las unidades de tratamiento de aire, luego de lo cual se podrá proceder a la desinfección de los conductos y máquinas por medio de nebulización de desinfectante.

El marco regulatorio

La legislación española obliga a inspeccionar anualmente la calidad del aire interior de los espacios públicos y privados.

"Hasta hace poco no había una legislación que regulara y obligara a controlar la calidad del aire. El Real Decreto 238/2013 modifica una serie de aspectos del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y, entre otras cosas, obliga a que una vez al año se haga un estudio de la calidad del aire interior y del estado higiénico de los sistemas de climatización", explica Ana Carmen Aguirre.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.