Diario 932 28.02.2020 | 15:09
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.
La sensorización inteligente es la clave

¿Cómo puede contribuir IoT a la eficiencia energética del hotel?

9 diciembre, 2019

La eficiencia energética dentro del hotel viene determinada en parte por un control adecuado de todas las instalaciones que implican un consumo: agua, iluminación, aire acondicionado, calefacción, ventilación, etc. Y, para alcanzar ese objetivo, el Internet of Things (IoT) ofrece grandes posibilidades.

El empleo de sensores inteligentes es la clave para lograr que el establecimiento desarrolle todo su potencial ahorrador. Un aspecto que hoy en día se considera vital para mantener la competitividad, según recuerda Jose Luis Palermo, Senior Manager Data Analytics & Artificial Intelligence de KPMG en España

El primer paso es obtener datos a través de los sensores repartidos en las instalaciones, que incluyen consumos energéticos por instalación, consumos de agua, como caudales, porcentajes de capacidad de agua almacenada, calidad de la misma, niveles de humedad ambientales, etc.

La iluminación es una de las instalaciones que consumen más energía en un hotel

Estos dispositivos, enlazados con los propios sistemas de PMS que permiten conocer la ocupación (para predecir, por ejemplo, usos de instalaciones), ayudan a la empresa a determinar y lanzar iniciativas orientadas a la eficiencia energética y sus costes asociados.

Ejemplos de iniciativas de eficiencia

  • Desarrollar modelos de mantenimiento predictivo, basados en algoritmos sobre los datos captados, que optimicen los costes de mantenimiento y aseguren el buen funcionamiento de las instalaciones.
  • Este aspecto redundaría en la optimización de costes de subcontratas de mantenimiento, e incluso, en la gestión de repuestos asociados al mantenimiento.
  • Gestión automatizada y/o centralizada de variables energéticas, que permitan un control en tiempo real y de forma continua, de los parámetros de consumo establecidos, de manera que se aplique una política uniforme y óptima para toda la cadena hotelera (ej: temperaturas medias de las instalaciones, piscinas, etc.) en función de las variables climatológicas, tipo de destino, etc. La centralización permite asegurar el control y gobierno único de esas variables, aunque obviamente es una medida que requiere de una infraestructura segura y siempre con la alternativa, en caso de incidencias, del control local.
  • Si se unen este tipo de soluciones con otras, como por ejemplo el uso de realidad aumentada en tareas de mantenimiento, la eficiencia se multiplica.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.