Diario 928 24.02.2020 | 16:16
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.
El coste para el sector "ha estado por debajo de la media", según Grupo Ase

La Hostelería ha pagado la electricidad un 16% más barata en 2019

"El gas ha ganado protagonismo y, además, a un precio muy competitivo" 2 enero, 2020
  • Un exceso de oferta se ha enfrentado a una demanda más débil de lo habitual
  • El descenso de la demanda se debe al buen tiempo y a la reducción de compra desde Asia
  • "Quienes tuvieran un contrato fijo no lo habrán notado", precisan desde Grupo Ase

El coste de la electricidad en la Hostelería y las Grandes Colectividades tiene un gran impacto en la cuenta de resultados. Por ese motivo, con los años se han ido implementando políticas de eficiencia energética en las empresas. Aun así, la factura eléctrica sigue siendo importante. Por eso es una buena noticia que haya descendido.

Ante la cuestión de cómo han evolucionado los precios durante el año que ahora acaba, se considera que "ha sido un año con un precio dentro de la media", con un coste para la industria hostelera un 16% más bajo que el registrado en 2018, que "fue un año caro", mientras que 2019 "ha estado por debajo de lo previsto", señala Juan Antonio Martínez, analista de Grupo ASE.

Este resultado se debe a que el precio del gas ha bajado mucho en el último año, porque Estados Unidos está exportando mucho gas natural licuado (GNL). "Lo obtiene con fracking y lo transporta muy ágilmente en barcos", precisa el experto. Un exceso de oferta se ha enfrentado a una demanda más débil de lo habitual.

El gas y el viento han desplazado al carbón como fuente energética

Cabe precisar que el descenso de la demanda se achaca a causas meteorológicas (temperaturas suaves) y por la reducción de compra desde Asia. Además, a medida que se han ido llenando los almacenes de gas en Europa (actualmente repletos), la demanda aún es se ha hecho más escasa.

Ese abaratamiento "ha influido en el precio de la luz". Sobre todo tras quedar el carbón fuera de juego por el elevado coste del CO2. De esta forma, "el gas ha ganado protagonismo y, además, a un precio muy competitivo". De hecho, solo el viento ha competido con el gas. Y cuando ha sido abundante, la energía eólica aún ha presionado más el precio de la electricidad a la baja.

Hay que estar indexado

Pero que la electricidad sea barata no quiere decir que todos los consumidores hayan notado una rebaja en la parte de comercialización de su factura de la luz. "Eso dependerá del tipo de contrato que tengan. Solo se habrán beneficiado de los precios bajos los consumidores que estuvieran indexados al mercado". Sin embargo, "quienes tuvieran un contrato fijo no lo habrán notado", precisa Martínez.

Por eso, Grupo Ase propone a las empresas adoptar la estrategia de compra, el seguimiento de los mercados y disponer de un contrato de comercialización, factores que este agregador energético considera importantes para un gran consumidor.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.