Diario 930 27.02.2020 | 06:49
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.
Es un factor de gran importancia a la hora de planificar un proyecto

La mala iluminación influye en la calidad ambiental de edificios hoteleros

Hay que analizar la actividad del establecimiento y de sus zonas dividiendo la percepción visual en: luminancia, contraste y color 20 diciembre, 2019
  • Las nuevas tecnologías en fachadas ayudan a potenciar y controlar la entrada de luz natural en los edificios según las necesidades
  • En el contraste se recibe la mayor cantidad de información, es la relación de todas las luminancias que las personas perciben con la vista
  • En valores ambientales, nivel de iluminación y luminancia tendrán que vigilarse para evitar deslumbramientos y asegurar confort visual

Todo edificio residencial, como bien puede ser un hotel, debe mantener las condiciones idóneas para la salud ocular de sus ocupantes. Este es un tema de máxima importancia cuando se empieza a planificar un proyecto de esta índole al recurrir a la iluminación artificial, ya sea localizada con un punto de luz independiente o con luminarias de techo con una amplitud de difusión general.

La guía 'Edificios y salud' editada por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España y el Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) refleja la importancia de la iluminación dentro de los diferentes apartados técnicos que se abordan en el documento, y que son factores determinantes tanto en la salud de los usuarios como en la del propio edificio.

Las nuevas tecnologías en fachadas ayudan a potenciar y controlar la entrada de luz natural en los edificios.

Las nuevas tecnologías en fachadas ayudan a potenciar y controlar la entrada de luz natural en los edificios según las necesidades de los ocupantes, beneficiando así los ciclos vitales de las personas, pero también hay que considerar y tener clara, la tarea que se vaya a acometer en cada zona, la percepción del ocupante, el nivel de iluminación o las posibilidades de los deslumbramientos.

Para este rendimiento visual hay que analizar la actividad del establecimiento y de sus zonas dividiendo la percepción visual en tres importantes variables: luminancia, contraste y color.

Luminancia, contraste y brillo

La luminancia o brillo de una superficie responde a la intensidad de luz que recibe una unidad de superficie. En este aspecto, el ojo humano tiene una alta capacidad de adaptación a distintos niveles de luminancias en un tiempo determinado. Cada uno de esos momentos se conocen como "luminancias de adaptación".

La luminancia o brillo responde a la intensidad de luz que recibe una unidad de superficie.

Por otro lado, en el contraste se recibe la mayor cantidad de información, ya que es la relación de todas las luminancias que las personas perciben con la vista. Hay que tener en cuenta que la sensibilidad del ojo humano a este parámetro crece hasta una luminancia de fondo aproximada de unas 100 candelas/m2.

El confort visual estará, por tanto, relacionado en su mayor parte por el grado de diferencia de las distintas luminancias de los objetos que se observen.

Por último, el color pasa a jugar un papel importante como parámetro identificador de los objetos que rodean y su estado, y según expertos, como parámetro variable influyente en los estados de ánimo. El ojo produce una alta capacidad humana para la observación de diferencias, pudiendo distinguir de manera precisa los más pequeños matices de color entre superficies adyacentes.

Para tener una clara observación del color real se debe observar que el nivel de luminancia de adaptación sea elevado, de forma que permita la 'visión fotópica' y que la tonalidad de la luz no sea muy distinta a la de la luz natural.

Valores ambientales

Como valores ambientales, el nivel de iluminación y la luminancia tendrán que ser vigilados para evitar deslumbramientos y asegurar el deseado confort visual, evitando posibles problemas de salud ocular que nos puedan producir dolores de cabeza, estrés y otros efectos adversos.

Para tener una clara observación del color real la tonalidad de la luz no sea muy distinta a la de la luz natural.

Por otra parte, el rendimiento de color se refiere a la capacidad de una luminaria para reproducir el color real de un objeto, teniendo este unos mínimos que aseguren la comodidad de la persona en la ejecución de las tareas a acometer o en la estancia donde vaya a pernoctar.

Esta limitación tiene la misión de eliminar posibles escenarios de luces estéticas que, sin tener una misión práctica, entorpecen la buena iluminación del ambiente y pueden producir problemas de visión.

Regulación de los parámetros en iluminación

Indirectamente, los Planes Generales de Ordenación Urbanística de las Comunidades regulan las dimensiones de los huecos en fachada para cada uso de estancia, lo que asegura unas condiciones mínimas de ventilación y de iluminación.

Pero no hay un documento como puede ser la norma UNE 12464-1 que regula las condiciones lumínicas necesarias salubres para la mayoría de los espacios y los diferentes tipos de actividades que en ellos se realizan, como hoteles, zonas comunes, habitaciones, zonas de trabajo, hospitales, quirófanos y un largo etcétera.

El rendimiento de color se refiere a la capacidad de una luminaria para reproducir el color real de un objeto.

En este sentido la guía 'Edificios y salud' se basa en estas directrices para determinar que, la correcta iluminación de un espacio es necesaria para asegurar la salud ocular de sus ocupantes, por este motivo debería cumplir con cuatro parámetros principales: la iluminancia media mantenida, uniformidad mínima de iluminancia, el factor de deslumbramiento y el rendimiento de color.

Todos ellos están indicados en la norma UNE 12464, satisfaciendo las necesidades de confort visual, prestaciones visuales y la seguridad de la persona.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.