Diario 929 26.02.2020 | 01:39
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.
Existen las de gas y las eléctricas, para locales que le dan más uso

¿Qué aspectos se deben tener en cuenta al comprar una freidora industrial?

El precio, los accesorios y el material de fabricación son requisitos que hay que considerar 26 diciembre, 2019

Cualquier establecimiento que cocine carnes y pescados fritos o rebozados, patatas fritas, churros, croquetas, etc. necesita disponer de una freidora. No obstante, el mercado es muy amplio y se deben tener en cuenta algunos parámetros como la cantidad de comida que se fríe o de qué tipo de suministro se dispone.

Este tipo de máquinas están preparadas para calentar el aceite a temperaturas de entre 150ºC y 200ºC y se pueden utilizar, tanto en un foodtruck, como en una cocina de un hospital, restaurante y hotel. Entre todos las variantes de freidoras, cabe destacar entre las de gas y las eléctricas.

Las freidoras eléctricas industriales son, según indican en el blog A fuego lento, "más sencillas de usar y son más seguras, aunque no calientan a la misma velocidad que las de gas". Además, la electricidad es algo más cara que el gas, aunque a la larga sale más a cuenta.

Existen las de gas y las eléctricas, para locales que le dan más uso

Por otro lado, las freidoras de gas industriales calientan el aceite de forma más rápida y son más rentables para los establecimientos que no las utilizan con mucha frecuencia. También puede ser muy útil para foodtrucks y otros tipos de negocios ambulantes que no disponen de corriente eléctrica.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta?

  • Relación calidad-precio: comparar entre las diferentes opciones que existen en el mercado es esencial, como tener en cuenta los precios de los diferentes distribuidores.
  • Tamaño: en función del espacio del que se disponga en la cocina, se podrá optar por una freidora de pie, como por otra de sobremesa, para los locales más pequeños o que menos la usen.
  • Material de fabricación: este apartado es fácil de resumir: acero inoxidable. Este material es mucho más duradero e higiénico para los establecimientos hosteleros, de hecho, a veces es de uso obligado.
  • Número de cestas: dependiendo de la cantidad de alimentos que se vayan a freír, será interesante disponer de dos, cuatro o seis cestas para cocinar a la vez. Normalmente, las freidoras industriales tienen al menos dos cubas como mínimo.
  • Extras: además de las cestas y el cuerpo, es importante comprobar que la freidora que se compre disponga de accesorios como el tubo, tapón de vaciado, protectores, etc.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.