Diario 927 21.02.2020 | 13:51
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.
La parte arquitectónica la ha dirigido el estudio Áltimun

Tarruella & Trenchs Studio firma el interiorismo del H10 Palacio Colomera

El nuevo establecimiento de la cadena, cuyo edificio data de 1928, está ubicado en el centro de Córdoba y conserva algunos vestigios originales, como el antiguo aljibe. 15 enero, 2020
  • En Córdoba, H10 ha reformado el emblemático Palacio de los Condes de Colomera para convertirlo en un nuevo hotel.
  • Tarruella Trenchs Studio, junto con el estudio Áltimun, han llevado a cabo todo el proyecto de la obra arquitectónica y de interiores.
  • Las estancias desprenden una atmósfera palaciega gracias a la cuidada selección de materiales nobles y elementos originales.

Ubicado en el emblemático Palacio de los Condes de Colomera, el nuevo H10 responde a una rehabilitación integral en el que se ha conservado el clásico patio cordobés y una arquitectura tradicional de arcos y pilares. Todos los interiores los ha diseñado Tarruella Trenchs Studio quien ya ha trabajado para otros proyectos de la cadena.

Construido en el año 1928 en pleno centro de la ciudad de Córdoba, concretamente en la Plaza de las Tendillas, el emblemático Palacio de los Condes de Colomera es ahora un hotel perteneciente a la cadena H10 cuyo proyecto arquitectónico de rehabilitación lo ha realizado el estudio local, Áltimun.

Toda la parte de los interiores de las estancias la ha dirigido el equipo formado por Sandra Tarruella y Ricard Trenchs enfatizando la herencia de la arquitectura tradicional combinada con una propuesta elegante y atemporal. Así, se han utilizado colores cálidos y detalles en madera y otros materiales nobles que remiten a la artesanía local.

Herencias del pasado palaciego

Visible desde la entrada, el clásico patio cordobés actúa de núcleo central del edificio y acoge el comedor principal. Una galería de arcos y pilares decorados con mosaicos originales complementan este espacio coronado por un gran lucernario y destacando la vidriera emplomada de la primera planta.

La cuidada iluminación y los textiles complementan la armonía visual que se desprende en las habitaciones.

Las habitaciones recuperan la atmósfera palaciega con techos altos y molduras ornamentales y para el mobiliario realizado ex-profeso para el hotel se caracteriza por las líneas rectas y el uso de materiales nobles. En los baños volvemos a encontrar un guiño a la artesanía cordobesa con las baldosas hexagonales.

Además de un jardín interior, los huéspedes disponen de una terraza en la última planta desde la que admirar la ciudad, el atardecer, así como la cercana Mezquita de Córdoba. Cabe destacar la obra pictórica de Guillem Nadal y los cuadros con imágenes urbanas de Manuel Muñoz.

Fotografías: © Meritxell Arjalaguer

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.