Diario 927 21.02.2020 | 21:51
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.
El proyecto es del estudio Vitale y está ubicado en Vall d'Uxó (Castellón)

Restaurante L'Horta, el diseño para una 'cocina consciente'

El interiorismo se basa en el respeto por la reutilización de elementos constructivos ya existentes en el local, así como el uso de materiales naturales. 16 enero, 2020
  • El nuevo Restaurante castellonense L'Horta presume de ofrecer un concepto de 'cocina consciente' saludable y fresca centrada en las pizzas
  • La comunicación global del proyecto del restaurante, incluye también la marca y los colores corporativos que intervienen en la carta
  • El estudio Vitale se ha inspirado en los campos de labranza y las cosechas para conceptualizar un espacio natural, confortable y cosmopolita

La línea de trabajo del interiorismo de Vitale se ha inspirado en los campos, los surcos de labranza y las cosechas como compromiso por una alimentación sana y fresca, de ahí el uso de materiales naturales como la madera, la piedra, el barro y las plantas.

Un local de unos 200 metros cuadrados, con capacidad para 80 comensales, llamado Restaurante L'Horta es el último proyecto del estudio Vitale. El punto de partida de todo este trabajo se establece bajo una comunicación global (que abarca el diseño de marca y el interiorismo) centrada en un eje: la cocina consciente.

Porque este nuevo espacio gastronómico situado en Vall d'Uxó (Castellón) tiene un claro compromiso con la alimentación sana y el consumo responsable a partir de productos frescos, de temporada y kilómetro 0, siendo la elaboración de pizzas su especialidad.

Como inspiración para el interiorismo, Vitale ha recurrido a los campos, las cosechas y los surcos de labranza, queriendo visualizar el concepto de una parcela de huerta a partir del uso de materiales constructivos y decorativos naturales, así como de líneas y figuras puras.

Elementos tradicionales y naturales

La carta de presentación es un local con dos fachadas muy abiertas con grandes ventanales que aportan mucha luminosidad y amplitud visual. Nada más, entrar, el cliente se encuentra con una primera parte a modo de zona de espera y recogida de pedidos para llevar equipada con mesas altas. La cocina tiene una parte oculta y otra a la vista, junto al comedor, siguiendo la filosofía de cocina consciente y honesta.

Los ladrillos sirven para crear diferentes ambientes a modo de separadores y permiten un uso práctico de una parte del local en los días de menor afluencia de clientes.

Del proyecto destaca el pavimento porcelánico de gran formato que sugiere distintos sustratos y tipos de tierra, así como los casi 4.000 ladrillos que Vitae ha utilizado para conformar celosías separados y elementos decorativos basados en diseños tradicionales.

La iluminación también juega un papel muy interesante y llama la atención unas lámparas diseñadas ex-profeso para el restaurante que se inspiran en las cañas que sirven de guía en las plantaciones de tomates. Y en la zona central, quedan suspendidas unos paneles acústicos decorativos que simulan los surcos de la tierra y la labranza.

Fotografías: © Raquel Damiá / Vitale

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.