Diario 927 22.02.2020 | 14:06
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.
En muchos establecimientos de restauración se encuentran siempre en la barra y sobre la mesa

Mayonesa y kétchup, las salsas más demandadas por consumidores y turistas

5 febrero, 2020

La mayonesa es una entidad propia dentro del mundo de las salsas, no hay ninguna otra preparación en frío que acompañe tanto y tan bien una tan amplísima gama de platos. Solo se le acerca el kétchup, que también tiene mucho tirón, y de hecho muchas veces se consumen en combinación.

Además, a la mayonesa se le pueden buscar muchas variantes, desde su versión ‘light’, muy demandada en restauración, hasta el alioli, compañero inseparable de muchos platos mediterráneos. En Horeca se llegan a encontrar derivados de esta salsa con chili, pimienta rosa y trufa, por citar solo unos pocos.

También se van abriendo camino variedades más recientes en el ámbito profesional, como la mayonesa ecológica o la vegana, caracterizada por carecer de huevo. Aunque no es exactamente mayonesa, muchas la sustituye una variedad a partir de leche, la lactonesa, bien conocida en la cocina profesional.

La mayonesa es un clásico en todo el mundo que acompaña los platos más dispares

La importancia de esta salsa fría es capital porque, lo mismo que el kétchup, la emplean intensamente los comensales de distintas nacionalidad. A este respecto, destaca especialmente el mundo anglosajón, donde salsas como el kétchup están siempre sobre la mesa –ya sea en el hogar o un restaurante- para aderezar las preparaciones más diversas.

No es ningún secreto que se ha visto a turistas verter esta preparación sobre nuestra tradicional paella, algo que aquí se considera un sacrilegio. Pero, no se ve mal incorporar alioli a un arroz negro o a banda, o incluso una fideuá

El kétchup es una salsa de origen chino que originalmente no incluía el tomate entre sus ingredientes y era picante. Fueron los británicos quienes la introdujeron en Occidente en el siglo XVIII a través de Malasia, aunque la versión que conocemos hoy en día fue creada por el estadounidense Henry J. Heinz, que fundó una empresa con el mismo nombre que aún hoy lidera la comercialización de este producto gastronómico, que en ese país se encuentra en el 97% de los hogares y en todos los restaurantes.

En España, los gustos de los consumidores más jóvenes incluyen el consumo de importantes cantidades de kétchup acompañando a distintos clásicos, destacando las hamburguesas, entre otros bocadillos donde también se agrega. Además, también es un habitual aderezo de guarniciones como las patatas fritas.

Cubos y dosis

El hecho de que la mayonesa y el kétchup –así como la mostaza- sean salsas muy empleadas para aderezar platos, ha llevado a que su presentación pueda variar mucho. Desde cubos o pequeños contenedores, para emplearlos en el interior de la cocina profesional, hasta botes de plástico o cristal dispuestos sobre las mesas de la sala junto a saleros, aceiteras y vinagreras.

Y, además, cada vez es más frecuente el empleo de pequeños paquetes plásticos monodosis, con gran uso en restauración organizada y travel retail.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.