Diario 923 17.02.2020 | 11:49
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.
El Canal Horeca demanda productos con seguridad alimentaria

Salsas industriales: el futuro

8 febrero, 2020

La fabricación de salsas especialmente destinadas al uso de la restauración, la restauración organizada y la restauración colectiva ha ido en aumento en los últimos años, y, al parecer, se trata de una tendencia que aún continuará creciendo en adelante, teniendo en cuenta la evolución que está experimentando el sector.

Los motivos que se apuntan para ello son los mismos por lo que cada vez se apuesta más por los productos gastronómicos de quinta gama: falta de personal o baja cualificación del mismo, cocinas más pequeñas, falta de tiempo, ampliar y diversificar la oferta disponible, homogeneizar la calidad…

Si a esto se le suma el avance de los buffets en los hoteles, de la oferta de catering y del delivery en la restauración –que complica aún más los servicios aunque repercuta muy positivamente en la facturación-, las salsas elaboradas en fábricas y servidas a través del canal Horeca directamente a los establecimientos son la mejor solución para mantener el nivel de actividad actual o el que venga.

Las salsas industriales son una buena solución para Horeca. En la imagen, fábrica de Nestlé en Miajadas

Eso sí, lo que se gana en agilidad se pierde en frescura y en personalidad gastronómica del establecimiento. En algunos casos, cuando las empresas son lo suficiente fuertes, hasta establecen un sistema de fabricación propia para autoconsumo, que más adelante se puede ofrecer incluso a otras compañías.

Este es el caso de Grupo Tastia, muy especializado en cocina italiana a través de sus marcas Muerde la Pasta, Savoiardi y Abbiocco, que ha llegado a poner en marcha su propia fábrica de producción, Benfood, que incluye un área destinada a salsas.

Fábrica de Benfood en Castellón, con un área destinada a salsas

Ahora, incluso las han empezado a vender a otras cadenas de restauración. Estos productos, que se mantienen refrigerados hasta su uso –la congelación no es aconsejable en el mundo de las salsas- tienen especialmente salida en la restauración organizada, y cuentan con poca demanda entre el segmento tradicional “con las salsas quizás se presentan más dificultades, porque muchos restaurantes, cocineros y chefs les elaborar sus propias salsas en general, que tiene mucho sentido”, apunta Carlos García, director general de este fabricante.

Controles muy exhaustivos

Las fábricas como Benfood elaboran productos que acaban, además de en los restaurantes, en los comedores de empresas de gran tamaño, en colegios, residencias de estudiantes, geriátricos y hospitales. Por tanto, es muy importante vigilar al máximo el cumplimiento de la seguridad alimentaria, un aspecto especialmente delicado en el caso de las salsas.

Esta fábrica tiene técnicos que revisan las líneas de producción cada 15 minutos en busca de incidencias. Nada debe quedar al azar en el mundo de las salsas industriales.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.