Aguaviva: “Todo el agua que se bebe se debería tratar”

El director general de Aguaviva, Gerardo Álvarez, explica en esta entrevista las características de su agua tratada, que se oferta al Canal Horeca.

A pesar de que en 2017 fue absorbida por Waterlogic se mantiene la marca diferenciada para el Canal Horeca, por ser muy conocida

Gerardo Álvarez es director general de la firma

La compañía Aguaviva está especializada en ofrecer agua de boca al Canal Horeca. Es un nombre reconocido por el sector, hasta el punto de que cuando hace un año fue absorbida por la multinacional Waterlogic se decidió mantener la marca en lugar de integrarla.

Al frente de la misma se sitúa Gerardo Álvarez, quien resalta los beneficios que aporta a los establecimientos de todo tipo contar con esta clase de productos. Porque un agua depurada, sin sabores ni olores, es algo que todo el mundo aprecia. Es la bebida más básica, pero la más importante también.

P.- ¿Qué podemos decir del agua que entra y de la que sale tras pasar por todo el proceso de filtrado?

R.- Lo que estamos haciendo nosotros es tratar el agua. Es muy importante saber qué tipo de agua vamos a tratar, no es lo mismo hacerlo en Barcelona que en Madrid, sin ir mas lejos. Una vez pasada por el proceso de filtrado tenemos un agua de la máxima calidad.

E, incluso, puede ser agua fría o con gas, gracias a un mezclador que le añade una proporción de CO2. Hasta podemos personalizar la burbuja al gusto del cliente.

P.- ¿En qué tipo de establecimientos o regiones es más necesario utilizar sistemas de depuración de agua en un restaurante u hotel?

R.- Realmente todo tipo de agua que se bebe se debería de tratar, ya que en ella se realiza un proceso que hacen los ayuntamientos, que es agregarle cloro. Para mejorar su calidad es importante quitárselo o reducirlo. Y, por ese motivo, aplicamos rayos ultravioleta para matar virus y bacterias.

Esto quiere decir que en lugares con escasa calidad del agua se puede mejorar hasta equipararla a la que se bebe en otros sitios caracterizado por una mejor calidad. Tenemos clientes de todo tipo, tanto restaurantes como hoteles, y en toda la geografía española.

En restauración nos encontramos con que el agua de boca está muy presente, desde los desayunos hasta en los gimnasios, sin olvidar el consumo interno de los propios empleados. Y, en todos los casos ofrecemos un agua de calidad, porque son igualmente importantes para nosotros.

P.- La calidad del agua, ¿hasta qué punto puede determinar el resultado final de una especialidad culinaria?

R.- Tenemos restaurantes que cocinan con nuestra propia agua, incluidos algunos con estrella Michelin, como Martín Berasategui o Chiron. Un agua de calidad debe ser insípida y equilibrada, y cuando no es así, añadimos unos sabores que sin duda intervendrán en el resultado final del plato.

Esto se nota mucho en el café, que en un 98% es agua. Es curioso que en zonas de costa, donde el agua tiene menos calidad, haya establecimientos que sirven café con agua directamente tomada de la red.

Gerardo Álvarez (derecha) mostrando al conocido chef Martín Berasategui las botellas de Aguaviva.

Con nuestra agua se ha llegado a hacer chocolate líquido, que ha sido premiado. Así como cócteles, que se realizaron con agua con gas de calidad tratada por nosotros.

P.- Utilizar el agua de Aguaviva como agua de mesa, ¿qué ventajas le reporta a un establecimiento hostelero de cualquier segmento o categoría?

R.- En las botellas, que además personalizamos con el nombre del restaurante u hotel, siempre ponemos la información sobre lo que contienen, aclarando que es agua tratada. Esa es ya una primera ventaja, pero hay más.

Porque también están los beneficios medioambientales que aporta, porque es mejor no generar un residuo que tener que reciclarlo; y luego está el estocaje, que se evita cuando se emplea agua tratada.

Finalmente, se produce una reducción de costes para la empresa, porque el cliente hostelero paga una cantidad establecida independientemente de lo que se consuma. Y esto les resulta muy ventajoso.

Escribe un nuevo comentario