Baleares y Valencia ponen cerco a los productos azucarados

Las comunidades balear y valenciana preparan decretos para regular la venta de productos azucarados en colegios y hospitales, especialmente, mediante máquinas expendedoras.

Se unen a la lista de comunidades autónomas que buscan reducir el consumo de bebidas edulcoradas y bollería industrial

Regularán su venta en el vending de colegios y hospitales

El Gobierno balear está elaborando el proyecto de ‘Decreto de alimentación saludable’, que regulará, entre otros aspectos relativos a la alimentación, la venta de productos azucarados; bebidas y bollería industrial en los centros sanitarios y las escuelas.

Por su parte, la Generalitat Valenciana también está ultimando una normativa que impedirá la venta en máquinas expendedoras de alimentos y bebidas en las sedes públicas. De este modo se intenta disuadir el consumo de estas bebidas con alto contenido en azúcar y, para ello,  prohibirá la venta de bebidas y refrescos con azúcar añadido en las máquinas expendedoras de alimentos y bebidas.

Asimismo, el cerco a los productos azucarados se hace extensible también en el Gobierno de Murcia, que ya ha impulsado un plan para quitar las bebidas azucaradas y la bollería industrial en todas las máquinas expendedoras de los centros sanitarios.

En el caso concreto de las Islas Baleares, la norma que prepara la Conselleria de Salud , a través de la Dirección General de Salud Pública, tiene como objetivo fomentar una alimentación saludable basada en la dieta mediterránea con la intención de que se aplique en los centros educativos y sanitarios.

La normativa balear, regulará la venta de alimentos en las máquinas vending que está situadas en los centros de salud y edificios dependientes de la Conselleria de Salud y también controlará la dieta que se ofrece en los centros sanitarios y comedores escolares para sea saludable.

Limitar los productos azucarados

La finalidad que persiguen las limitaciones que estudian establecer estas comunidades autónoma es el mismo: reducir los niveles de sobrepeso y obesidad entre los escolares. Para ello, es fundamental aplicar una dieta equilibrada en los colegios y regular la venta bebidas gaseosas azucaradas y bollería industrial.

Estas medidas representan una alternativa al nuevo impuesto sobre las bebidas azucaradas que se aplica en Cataluña desde hace unas semanas, que las encarecen hasta un 50%, y que busca corregir corregir determinados hábitos, relacionados con el consumo excesivo de azúcares en nuestra dieta.

Escribe un nuevo comentario