El consumo de bebidas azucaradas cae un 20% en Cataluña

El consumo de bebidas azucaradas envasadas en Cataluña ha registrado un descenso del 20% en el último año, desde la aprobación del impuesto que las grava un 22%.

Un estudio de la UPF y la UB constata el descenso desde que hace ahora casi un año entró la nueva fiscalidad sobre envasados

El Govern lo atribuye al impuesto IBEE, que las grava un 22%

El consumo de bebidas azucarados ha experimentado un descenso del 20% desde que entró en vigor el impuesto que grava estos productos con un 22%, según un estudio realizado por la Universidad Pompeu Fabra (UPF) y la Universidad de Barcelona (UB).

Por su parte, el Govern de Cataluña atribuye la caída en el consumo a la entrada en vigor del Impuesto sobre Bebidas Azucaradas Envasadas (IBEE), que entró en vigor el 1 de mayo de 2017 y que las grava con un 22% sobre su precio de venta al público.

A este respecto, el secretario de Salud Pública, Joan Guix, explicó que “la tendencia al consumo de bebidas azucaradas es preocupante”, especialmente en niños y adolescentes. Así lo manifestó durante una jornada celebrada en el Departamento de Salud para evaluar la implantación del IBEE.

Por su parte, el secretario de Hacienda, Albert Castellanos, destacó el carácter extra fiscal del impuesto, ya que “incentiva comportamientos más saludables entre la población”, precisó.

Menos calorías 

Cabe señalar que, según las autoridades autonómicas, el descenso en el consumo de bebidas azucaradas envasadas del 22% supone que cada persona consumidora de estos productos ingirió 107 calorías menos cada semana en el último año.

“El impuesto es muy efectivo, sobre todo comparado con otros similares aplicados en otros países”, dijo Judit Vall, investigadora y una de las autoras del estudio junto con el director del Centro de Investigación en Economía y Salud (CRES, por sus siglas en catalán) de la UPF y catedrático del Departamento de Economía y Empresa de la Universidad, Guillem López Casasnovas.

Escribe un nuevo comentario