Ventajas para chefs del cerdo precocinado y ultracongelado

Las empresas de alimentación desarrollan innovaciones para las necesidades de los chefs, como por ejemplo, la incursión del cerdo precocinado de alta gama.

La empresa Black Pork ofrece piezas cocinadas a baja temperatura que aportan una gran versatilidad y rapidez para su elaboración

Un notable ahorro de tiempo en cocina de restauración

El panorama gastronómico español está experimentando un avance gracias a la aplicación de nuevas tecnologías para el sector de la restauración. Este progreso está viendo sus resultados en la gran aceptación que tiene la cocina española a nivel internacional, con productos desarrollados para las necesidades de los chefs, como por ejemplo, la incursión del cerdo precocinado de alta gama.

En este sentido, la empresa Black Pork, ofrece a la restauración un nuevo modo de agasajar a sus comensales con un producto de cerdo precocinado y ultracongelado, con una fecha de caducidad de 18 meses desde su fecha de producción, que ofrece a los chefs ventajas gracias a su versatilidad, rapidez y eficacia en su elaboración, pero con la calidad del cocinado lento.

Las empresas de alimentación desarrollan innovaciones para las necesidades de los chefs, como por ejemplo, la incursión del cerdo precocinado de alta gama.
La facilidad del deshuesado permite un despiece rápido para posteriormente emplatar.

Los tres productos de la compañía, costillar, paletilla y codillo de cerdo blanco, pertenecen a la raza blanca, considerada como de las mejores en términos de resistencia, fertilidad, productividad y con un rendimiento de cebo que aporta una calidad extraordinaria de la carne.

Cabe destacar que, entre las ventajas de este cárnico precocinado durante 48 horas consecutivas a baja temperatura, entre 65 y 75ºC, y posteriormente ultracongelado y envasado al vacío, es que simplemente el producto se deja descongelar el día anterior para que al día siguiente simplemente se introduzca en el horno durante 30 minutos a 250ºC y salga del horno listo para consumir.

Cerdo precocinado, ahorro de tiempo para el chef 

Esta preparación supone un gran ahorro de tiempo en cocina, ya que con un golpe de calor en el horno los productos quedan crujientes y, al contar con dos días de precocinado, su sabor queda igual o superior que si se hubiera elaborado de la forma tradicional.

El modo de preparación es muy sencillo, se deja descongelar, se retira el plástico que envuelve la carne y se posa la grasa sobre la bandeja del horno, una vez cocinado a 250ºC durante media hora, queda dorado, jugoso y con la piel muy crujiente. La facilidad del deshuesado permite un despiece rápido para posteriormente emplatar.

Por último señalar que, debido a su aceptación en restauración, Black Pork se encuentra ahora en la búsqueda de distribuidores en toda España para sus tres productos: costillar, paletilla y codillo de cerdo blanco.

Escribe un nuevo comentario