Tendencia: producir huevos que sepan ‘como los de antes’

Empresas como Cobardes y Gallinas depositan sus esfuerzos para conseguir recuperar para el paladar el sabor verdadero de un alimento humilde y a la vez muy apreciado como los huevos. 

La alta cocina elige este producto porque su filosofía se aleja de los cánones industriales con la crianza de los animales fuera de jaula

Se emplean gallinas de razas puras y en libertad

La añoranza que supone rememorar ‘sabores de antes’ está dirigiendo al mercado a la búsqueda de una producción de alimentos que recuperen sus características originales. En este sentido, los huevos están experimentando un cambio conforme a una cocina tradicional, saludable y de fundamento.

Actualmente, la tendencia es optar por huevos de gallinas de razas puras que viven en libertad con la crianza fuera de jaula. La supresión de las jaulas demuestra que una gallina libre es mucho más feliz, lo que se traduce en una notable mejoría en la calidad de sus huevos.

Además, la eliminación de los procesos industrializados y el cuidado del bienestar del animal contribuyen tanto al sabor del huevo como a mejorar sus propiedades organolépticas y nutritivas. Y, además, mejora la seguridad alimentaria para el consumidor.

En la alta cocina se aprecian los huevos con propiedades nutricionales, sabor, textura, tamaño, forma y color diferentes.

Otros factores importantes de esta mejora alimentaria son que la alimentación, el ciclo de sueño y la muda de pluma deben ser respetados, para lograr reducir los industriales sistemas de producción intensiva de huevos.

Por su parte, la alimentación de los animales también es un factor fundamental, una alimentación cuidada y ecológica a base de ingredientes naturales como los cereales de grano entero, maíz, trigo y cebada contribuye a una óptima calidad en el sabor del huevo. Así como, una textura, tamaño, forma y color diferentes.

Los huevos, un alimento humilde apreciado por los chefs

Teniendo en cuenta todas estas circunstancias y tendencias chefs de la alta gastronomía, como Pedro Larrumbe, apuestan por esta tipología de producción saludable contando con huevos que provienen de gallinas de raza que viven en libertad.

Concretamente, su proveedor es Cobardes y Gallinas, empresa que ha recuperado el sabor de un alimento humilde y a la vez muy apreciado con gallinas de 16 razas puras, la mayoría autóctonas españolas y algunas en peligro de extinción.

Escribe un nuevo comentario