La franquicia de cocina argentina Chipa inicia su expansión

Chipa, concepto de restauración basado en la gastronomía artesanal argentina, ha puesto en marcha su plan de expansión en franquicia en España.

La cadena de comida artesanal del país andino tiene previsto finalizar su primer año de crecimiento con diez locales en España

En Madrid ya cuenta con tres establecimientos

Chipa, concepto de restauración basado en la gastronomía artesanal argentina, ha puesto en marcha su plan de expansión en franquicia en España, con el objetivo de finalizar el año con diez nuevos establecimientos.

En la actualidad, la empresa ha puesto el punto de mira en la Comunidad de Madrid donde ya está presente con tres establecimientos. En este sentido, la compañía inició su actividad hace tres años en el barrio de Ciudad Lineal, a través de productos saludables y artesanales típicos del país andino con la apertura de un pequeño quiosco.

La acogida de este pequeño punto fue lo que derivó en la apertura de los tres locales con los que ya cuenta la enseña en Madrid. El nombre de la cadena Chipa corresponde a uno de los productos típicos de la gastronomía argentina. La chipa es un pequeño bollito salado de yuca y queso que puede tomarse en cualquier momento del día.

La chipa, producto típico de la cocina andina

Además de esta pequeña delicatessen, Chipa también ofrece otra gran variedad de productos como empanadas de hasta 10 sabores diferentes, desde los más típicos hasta otros gourmet, pizzas o alfajores.

Chipa, concepto de restauración basado en la gastronomía artesanal argentina, ha puesto en marcha su plan de expansión en franquicia en España.
La chipa es un producto típico de la cocina andina, un pequeño bollito salado de yuca y queso

La filosofía del concepto de la compañía se refleja en una combinación de productos de calidad y un modelo de gestión de sencilla operativa para el franquiciado. De este modo, sus elaboración se realizan en su obrador central y posteriormente, se hornean al momento en los locales.

Este factor hace que cualquier persona pueda tener su propio establecimiento, ya que el perfil del empresario es muy variado, y no son necesarios conocimientos previos del sector.

Cabe destacar que, la inversión necesaria para poner en funcionamiento un establecimiento de Chipa parte de 30.000 euros para un local con un mínimo de 40 metros cuadrados, ubicados en poblaciones con más de 20.000 habitantes.

Escribe un nuevo comentario