Discagran: “Horeca consume ahora más platos precocinados”

La compañía cuenta con una flota de siete camiones y 5.000 M2 de almacén para garantizar la distribución de carnes en Mallorca

Carlos Velasco es Director-gerente de esta compañía

Discagran S.L. es una empresa mayorista de carne en Mallorca dedicada al despiece, almacenamiento y distribución de carnes congeladas y frescas, de ternera, cerdo, cordero y pollo. Así como precocinados, fiambres y embutidos.

Carlos Velasco es Director-gerente de la firma y cuenta con una amplia experiencia en el sector de la distribución de cárnicos, especialmente en el Canal Horeca balear.

Además, Velasco será uno de los participantes en el debate sobre Alimentación y Bebidas que tendrá lugar durante los Encuentros Proveedores Hosteltur Baleares 2018, en Palma de Mallorca, concretamente, durante la primera jornada, el martes 20 de noviembre.

P.- ¿En qué situación se encuentra actualmente la demanda de carne por parte de la Hostelería, especialmente de carne congelada?

R.- En cuanto a la demanda del producto congelado, desde el comienzo de la crisis nos tuvimos que adaptar a las necesidades de nuestros clientes y buscar nuevas alternativas para poder reducir los costes de aprovisionamiento.

En este periodo la categoría de carnes de vacuno se vio resentida, por lo que bajo mucho su consumo, así como las carnes de ovino. Por otra parte, las carnes que salieron beneficiadas fueron las carnes de pollo y conejo, que crecieron sobre un 3%.

En la actualidad la situación está normalizándose, ahora el cliente está buscando los niveles de calidad que existían antes de la crisis, pero sin perder de vista el ahorro en costes.

P.- ¿Cómo es la relación que establece su compañía con los clientes Horeca?, ¿qué aspectos destacaría?

R.- El cliente cada vez está más informado sobre lo que quiere, por lo que nosotros como empresa insistimos en la importancia de personalizar las necesidades de cada cliente estableciendo una comunicación cercana.

Los aspectos que definen al actual cliente son un nuevo consumidor, impaciente, exigente, que sabe en todo momento lo que quiere. Y, por tanto, espera que las empresas estén a su servicio, ofreciéndole lo que necesita.

P.- En lo que respecta a los embutidos y fiambres, ¿qué diferencia se produce en la demanda que les llega a través del Canal Horeca según la categoría de los establecimientos, o bien, su tipología?

R.- Nuestro cliente potencial son los hoteles e independientemente del perfil del cliente que se aloja en sus establecimientos, y según nuestra experiencia, los artículos estrella que más demandan, son el bacon, bacon inglés, jamón de primera cocido y paleta de cerdo.

Y, el resto, como la categoría de patés, galantinas, chopped y mortadelas, son complementos de los anteriores. Y, por lo que se refiere a los embutidos, el producto estrella sigue siendo el jamón serrano, el cuál sigue creciendo en consumo año tras año.

P.- ¿Qué reto supone garantizar el mantenimiento de la cadena de frío a lo largo de todo el circuito de la distribución?

Discagran es la primera empresa del sector en Baleares, y única a fecha de hoy, en obtener la Certificación ISO 22.000 por AENOR, lo que da muestra de la importancia que para nuestra organización tiene la calidad en su sentido empresarial más amplio.

Somos conscientes, también, de la importancia que tiene para nuestros clientes trabajar con proveedores certificados, ya que ello les facilita. Y, en ocasiones, supone un requisito necesario la obtención de certificados de calidad en sus respectivos ámbitos empresariales.

La compañía dispone de una flota de siete camiones frigoríficos que permiten garantizar la periodicidad en el servicio que el cliente necesite. La capacidad de almacenaje de Discagran es de 5.000 metros cúbicos, que están auditados anualmente por AENOR para garantizar la inocuidad de los productos.

P.- Actualmente, ¿crece la demanda de platos precocinados o de quinta gama por parte de Horeca?

 R.- En cuanto a la quinta gama, debido a su alto coste, no todos los hoteles con perfil de cliente turístico pueden pagar esta categoría de productos, si bien es cierto que para el establecimiento urbano es una solución a sus necesidades.

Respecto a los platos precocinados, estos últimos años se ha incrementado el consumo. Las nuevas necesidades de los consumidores han propiciado la creciente demanda de platos fáciles de cocinar.

P.- Los clientes hosteleros actualmente suelen acumular menos género en sus cámaras, ¿provoca esto más intensidad en las entregas por parte de proveedores como Discagran? ¿Qué otros cambios se observan en el suministro?

R.- Tenemos varias etapas en Mallorca. La primera se inicia desde febrero hasta la Semana Santa. En este periodo los clientes demandan menos cantidad de producto debido a su baja ocupación.

La segunda etapa se inicia después de la Semana Santa, entrando en el periodo estival hasta finales de septiembre, en estos meses de temporada alta es cuando todos nuestros clientes aumentan considerablemente su aprovisionamiento.

Con respecto al reparto, es muy variable tanto en temporada baja como en temporada alta. Discagran se ha adaptado a las necesidades del cliente haciendo de dos a tres servicios semanales.

Escribe un nuevo comentario