Manuel Flecha: «La tendencia en hoteles es cuidar más el pan»

Manuel Flecha es uno los artesanos panaderos con mayor prestigio nacional e internacional, tal y como lo avalan varios premios que reconocen su trayectoria.

En general, los restaurantes y establecimientos hoteleros ofrecen cada vez más calidad y variedad de productos de bollería y pan

Maestro Panadero y profesor de la Escuela de Panadería de Madrid

Manuel Flecha es uno los artesanos panaderos con mayor prestigio a nivel nacional e internacional, tal y como lo avalan los numerosos premios que reconocen su trayectoria profesional.

Flecha también es profesor de panaderos en la Escuela de Panadería de Madrid (ASEMPAN), ya que imparte curso de formación relacionados con la elaboración del pan artesano de calidad en casi todas las provincias de España, además de varios países como Colombia, Panamá Bolivia, chile Brasil y México.

«Mi experiencia en el campo de la panadería comienza muy pronto, ya que mis padres tenían una pequeña panadería en un pueblo de León«, explica el experto.

Manuel Flecha, como todos los hijos de panaderos, comenzó desde muy pequeño a empezar estar metido en harina.

En 1984 comenzó su formación como profesional en Francia. Desde entonces, Manuel Flecha no parado de seguir aprendiendo del oficio y todos los años realiza cursos para reciclarse en varios países como Suiza, Italia o Alemania.

P.- ¿Cuál es el pan y el producto de bollería más difícil de hacer, tanto por medios artesanales como industriales?

R.- Fácil no hay ninguno, como se suele decir. Hacer pan es fácil, hacer buen pan es un poco más complicado y hacer buen pan todos los días es imposible. Pero si me tuviera que inclinarme por alguno creo que el pan de cruz, tanto artesanal como industrial, es de los más complicados.

P.- La bollería, cuando se hace de forma artesanal, ¿es tan perjudicial para la salud como un sector de los consumidores piensa?

R.- Si los ingredientes son de calidad y naturales y los procesos son adecuados no tiene que ser perjudícal para la salud. Ya los griegos elaboraban productos de bollería.

P.- Desde su punto de vista, ¿en qué situación se encuentra actualmente el sector de la panadería y bollería en España?

R.- Yo creo que para los que están haciendo las cosas bien es un momento muy bueno porque hay una parte de los consumidores que tienen grandes conocimientos del tema y quieren productos de calidad y saludables y los profesionales están ofreciendo esos productos que los consumidores están reclamando. Los medios de comunicación también están favoreciendo la situación.

P.- ¿Considera que con el cierre de cada horno tradicional se está perdiendo cultura gastronómica? Si es así, ¿cómo se podría recuperar?

R.- Yo creo que si. Se pierde una tradición y es muy difícil de recuperar. Son épocas y ciclos y hay que adaptarse a las circunstancias de cada momento.

P.- ¿Cómo valora la panadería y bollería que se está ofreciendo actualmente en la hostelería, tanto restaurantes como hoteles, etc.?

R.- Creo que  hay de todo en el mercado. Hay restaurantes y hoteles que cuidan al máximo y se esmeran en ofrecer al cliente productos de gran calidad y, en cambio, hay otros establecimientos que ajustan al máximo el precio del producto.

Flecha ha recibido recientemente el premio al mejor pan artesano de León, elaborado en la empresa familiar que suma más de 50 años de tradición panadera.

No obstante, considero que, en general, los hoteles y restaurantes cuidan mucho más los productos de panadería y bollería que ofertan. La tendencia es de mucha más calidad en todos los establecimientos que hace años.

P.- ¿Qué sería necesario para conseguir un mayor aprecio por el pan y los productos de bollería artesanales?

R.- Sobre todo una buena formación de los profesionales. Si en el sector hay buenos profesionales, se van a ofrecer productos de buena calidad y el consumo aumentará. De este modo, la formación se transmite al final al consumidor.

  • Francisco Javier Antoja says:

    Muy acertadas palabras de Manuel. Es un gran profesional y mejor persona. Como él dice, cada día hay más consumidores que saben apreciar un buen pan de calidad y saludable, dispuestos a pagar unos céntimos más. Desde PãstryRevolution nuestra felicitación.

    (0) (0)

Escribe un nuevo comentario