El retail, un rival de primer nivel en restauración

En la actualidad están apareciendo fuertes rivales en el mercado hostelero, entre los que se encuentra el sector el retail que apunta a ser parte ganadora.

La situación aún no es alarmante pero sí hay que estar preparados para seguirla porque todo apunta a que puede ser una parte ganadora

Competidores y nuevos conceptos complican al sector

En el mundo de la restauración están surgiendo nuevos conceptos que aumentan la competitividad en el sector con la llegada de nuevos operadores, productos, perfiles de consumidores, etc. En este sentido, también están apareciendo fuertes rivales en el mercado hostelero, entre los que se encuentra el sector el retail.

El retail se posiciona como el rival de primer nivel en restauración debido a la aparición de establecimientos comerciales que incluyen entre sus servicios comidas preparadas, take away, desayunos, zonas de gourmet en supermercados con productos de bollería, etc. e incluso en algunos casos aparecen pequeñas áreas de cafetería dentro de la propia actividad comercial.

Esto hace que los consumidores se decanten por esta opción para disfrutarla en sus hogares, en vez de ocasionar gastos en establecimientos de restauración, esto hace que el retail se está llevando parte de la Hostelería a su terreno.

La situación con retail, preocupante pero no alarmante

“Hay que ir visionando cómo es el nuevo patrón que se está desarrollando en el mercado, aunque de momento la situación no es alarmante, sí hay que estar preparados para seguirla porque todo apunta a que puede ser una parte ganadora”, señala Según Vicente Montesinos, Executive Director de NPD.

La comida a domicilio se encuentra dentro de las principales tendencias de los nuevos hábitos de los consumidores.
La comida a domicilio es una de las principales tendencias de los nuevos hábitos de los consumidores. Fotografía: Deliveroo

Además del retail, el sector delivery también puede situarse dentro de los adversarios que merman los resultados del sector hostelero. La comida a domicilio se encuentra dentro de las principales tendencias de los nuevos hábitos de los consumidores.

Por esta razón, cada vez más restaurantes se adhieren a plataformas como Just Eat o Deliveroo para ofrecer un servicio extra y poder llevar sus cartas a los hogares.

Por otro lado, la espera de una merma en el turismo también se convierte en un problema para el sector de la restauración. Si se va a producir o no esta merma turística, lo principal es tener en cuenta esta previsión y jugando con los datos tomar las medidas necesarias.

La hostelería se interesa por el Fast Casual

Según  Montesinos, el sector hostelero se interesa por el ‘Fast Casual’, pero hay que tener en cuenta que este concepto cuenta con seis apartados de los cuales casi nadie nunca incide sobre los seis. Ya que en el Fast Casual convergen todos los conceptos de la parte organizada.

Se entiende por Fast Casual a una tipología urbana de establecimientos que cuenta con una clientela que busca comida saludable, en un espacio amable y a precios competitivos.

En la actualidad están apareciendo fuertes rivales en el mercado hostelero, entre los que se encuentra el sector el retail que apunta a ser parte ganadora.
La visibilidad en la cocina sigue destacando en restauración. El cliente ahora quiere ver cómo es la elaboración de los platos.

Sin embargo, en la restauración independiente la lucha radica en adaptarse a los grandes cambios que surgen en el sector con respecto al mercado organizado. Por esta razón, se debe ayudar a la parte independiente a navegar en el sector.

Cabe destacar, la aparición de otros conceptos que el empresario de restauración debe tener en cuenta, para que no se produzcan cierres en el sector independiente ante la fuerza de las grandes cadenas de restauración organizada. Según NPD, 2019 deparará nuevos retos de actuación en los que el sector deberá ‘navegar’ y adaptar sus negocios.

Un consumidor hiper-informado e influenciable

Así, destacan la visibilidad en la cocina (el cliente ahora quiere ver cómo es la elaboración de los platos), variedad de los productos, modularidad, menos turismo, más inestabilidad, aperturas de cadenas, competencias de otros canales, nuevos estilos de vida y la innovación tecnológica.

Otro de los agentes que afecta es “la hiper-información a la que está expuesto el consumidor quien es altamente influenciable en muy poco tiempo. Así, se podrá cambiar el comportamiento de consumo buscando, desde la restauración, propuestas para seguir considerándonos atractivos como destino de parte de sus ingresos”, según Montesinos.

Y señala que, “hay que ser prudentes y capaces de gestionar el tráfico del ticket medio, hacer salir a la gente de casa, hay que leer hacia dónde camina el consumidor y gestionar el posicionamiento en el mercado”.

Escribe un nuevo comentario