The Beef Kitchen Lab: centro pionero en I+D cárnica

Carpisa Foods pone en marcha The Beef Kitchen Lab, un centro pionero en la I+D cárnica que podrán usar sus clientes para realizar pruebas de producto.

The Beef Kitchen Lab cuenta con un laboratorio de ideas, un obrador propio y la última tecnología aplicada al cocinado

Carpisa Foods y sus clientes pueden probar productos

La compañía Carpisa Foods, especializada en vacuno, ha inaugurado The Beef Kitchen Lab, un centro pionero dedicado a la innovación y a la investigación alimentaria. En el que los clientes “pueden desarrollar recetas exclusivas y hacer pruebas de producto” apoyándose en la experiencia de la marca.

Ubicado dentro de la planta de producción de Carpisa Foods en Griñón (Madrid), The Beef Kitchen Lab reúne en un mismo centro de innovación tres áreas de trabajo diferenciadas: producción con un obrador propio, una cocina-laboratorio para el I+D de productos alimentarios y una zona para pruebas de calidad y catas.

El proceso de desarrollo de recetas comienza en el obrados con la selección de carnes, “un valor fundamental a la hora de aportar a la hamburguesa una personalidad propia”, explica Jacobo García, Director de Producción en Carpisa Foods.

Y, precisamente para conseguir una receta única “se debe prestar atención a las características concretas de cada raza y buscar el equilibrio entre magro y grasa“, precisa el portavoz. Posteriormente se pasa al cocinado, que es determinante para conocer las sensaciones que tendrá el consumidor al probar el producto.

Buscando la hamburguesa ideal

Consciente de ello, una parte diferencial de este centro de desarrollo es la cocción de la hamburguesa: “esto se debe tener en cuenta a la hora de definir parámetros de producción como, por ejemplo, micro perforaciones en la carne para distribuir mejor el calor y que la hamburguesa se cocine de forma homogénea”, precisa García.

Este centro de innovación cuenta con una superficie de 100m2 y una inversión de más de 200.000€. En el diseño y equipación de The Beef Kitchen Lab ha participado Centeno Distribuciones, una empresa con más de 30 años de experiencia en el suministro de servicios integrales de hostelería y la creación de cocinas de autor.

Estructura de The Beef Kitchen Lab

  • Obrador: simula la zona de producción de la fábrica, lo que garantiza que las pruebas que se realicen en The Beef Kitchen Lab se podrán replicar después a mayor escala en la planta de Carpisa Foods. Esta área está equipada con tecnología de vanguardia para experimentar con nuevas texturas, sabores y recetas.
  • Cocina-laboratorio: pone a disposición de los clientes distintos métodos de cocinado. “Elegir un método u otro aporta distintos matices y texturas a la carne”, indica Jacobo García.
  • Espacio de pruebas: es perfecto para realizar pruebas de calidad y cata, donde se comprueban, entre otros aspectos, la homogeneidad de las hamburguesas, sus propiedades organolépticas o su punto de cocinado.

Escribe un nuevo comentario