Repuntan un 4,1% las ventas de espirituosos en Hostelería

Según el Informe Socioeconómico de 2018 de la FEBE, los espirituosos en Hostelería han aumentado un 4,1%, comparado con el ejercicio del año anterior.

Según el Informe de 2018 de la Federación Española de Bebidas Espirituosas los licores, el anís y el ponche suben su consumo

El vodka la que más desciende con una caída del -4%

Según el Informe Socioeconómico de 2018 de la Federación Española de Bebidas Espirituosas, FEBE, los espirituosos en Hostelería han experimentado un aumento del 4,1%, comparado con el ejercicio del año anterior.

Tal y como informa Hostelería de España, el incremento de estas ventas ha estado condicionado por las nuevas costumbres de los consumidores con nuevas franjas de visitas a establecimientos hosteleros que abarcan aperitivos, sobremesas, y ‘afterwork’, junto con el sostenimiento de un turismo de calidad.

Sin embargo, aunque el consumo de bebidas espirituosas descendió un 1% respecto al año anterior, el progreso positivo ha tenido lugar, y ha roto con la buena evolución al alza que venía manteniendo desde 2014, que se debe sobre todo, al mal tiempo que hubo en España durante el verano de 2018.

Según el Informe Socioeconómico de 2018 de la FEBE, los espirituosos en Hostelería han aumentado un 4,1%, comparado con el ejercicio del año anterior.
El incremento de las ventas ha estado condicionado por nuevos hábitos de consumo como aperitivos, sobremesas, y ‘afterwork’.

En este sentido, el informe refleja que los licores protagonizan el 21% total del consumo, el anís el 6,4% y el ponche con un 0,9% fueron las bebidas que progresaron de forma positiva, aumentando un 2,4%, 4,4% y 1,3%, respectivamente.

Por otro lado, otras categorías experimentaron una bajada como el whisky, que representa el 24,1% descendió un 1,7%; la ginebra con un 19,7% bajó un 2,2%; el ron con el 13,8% de representación también disminuyó un 3,5%, junto con el brandy con un 9,4%, cayó un 1,5%.

Espirituosos en Hostelería: 58% en bares y cafeterías

La bebida que más caída sufrió fue el vodka, que representa el 4,2% del consumo soportando un descenso del -4% y el tequila con un 0,5%, la más leve con un -0,4%.

Cabe destacar que, los establecimientos hosteleros y el consumo de bebidas espirituosas están fuertemente ligados y suponen el 62% del consumo total, frente al 38% que se produce en alimentación.

Según el Informe Socioeconómico de 2018 de la FEBE, los espirituosos en Hostelería han aumentado un 4,1%, comparado con el ejercicio del año anterior.
El gasto per cápita medio anual fuera del hogar es de 52 euros.

Según el tipo de establecimientos, el documento de FEBE aporta que, el 58% del consumo se da en bares y cafeterías, el 25% en hoteles y restaurantes y el 17% de las consumiciones restantes, en locales de ocio nocturno.

Por último, señalar que, el gasto per cápita medio anual fuera del hogar es de 52 euros con respecto a los 9 euros aproximados que significa el consumo doméstico de bebidas espirituosas. Además, gran parte del empleo que origina este sector pertenece al derivado del gasto realizado en establecimientos de Hostelería y Turismo, donde constituye el 84% del empleo indirecto.

Escribe un nuevo comentario