Vino español, menos cantidad pero más calidad

La producción de vino español ha descendido en los últimos años, pero, a cambio, actualmente se producen unos caldos de gran calidad.

La producción de caldos con Denominación de Origen aumentó un 2,4%, alcanzando los 12,3 millones de hectolitros

Las ventas en Horeca repuntaron más de un 10%

La producción de vino español cayó casi un 10% (-9,6%) en la última campaña contabilizada, la de 2015-2016, que se cerró con un recuento total de 29 millones de hectolitros. Sin embargo, creció la calidad de los caldos producidos, y lo demuestra el hecho de que la producción de vino con DOP aumentó un 2,4%, alcanzando los 12,3 millones de hectolitros.

España cuenta con 4.093 bodegas (a 1 de enero de 2017), lo que supone un 14% del total de empresas dedicadas a la alimentación y bebidas en el país, que asciende a 29.018. Y, aunque recientemente la cantidad de estas infraestructuras productivas vuelve a crecer, las cifras expuestas reflejan un descenso en 97 establecimientos en comparación con los datos de 2008.

A pesar de no ser su temperada más fuerte, el consumo de vino creció entre los meses de mayo y julio de este año un 9%, según un estudio del área Out of Home de la consultora internacional Kantar Worldpanel, que pone de manifiesto el repunte en el consumo fuera del hogar que se está produciendo actualmente.

En ese periodo, los españoles realizaron un 15% más de cenas fuera de casa y más de un 7% de comidas que en el mismo de 2016.

Un estudio de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y el Foro de Marcas Renombradas (FMRE), señalaba a Torres, Tío Pepe y Freixenet como las marcas más reconocidas por los turistas que llegan a España, en buena medida, gracias a su gran proyección internacional, puesto que pueden consumir sus productos en sus países de origen.

Entre todas las nacionalidades europeas consultadas destacan los alemanes y los rusos por su conocimiento de los productos vinícolas españoles.

Más ventas de vino español fuera del hogar

Los analistas especializados en la evolución del consumo de vino, como el director general del Observatorio Español del Mercado del Vino, Rafael del Rey, apuntan a un incremento del consumo de vino en el ámbito de la Hostelería, con una clara recuperación de las ventas en bares y restaurantes.

Así lo indicó en su intervención en la FENAVIN en el mes de mayo, feria que en su edición de este año batió todos los récords, con un 45% más de encuentros comerciales celebrados que en su anterior edición, en 2015.

En resumen, la mejora en el consumo de vino español en la Hostelería es un hecho actualmente en España. Se inició en 2015 con un tímido repunte del 1,2%, al que siguió otro más rotundo al año siguiente, del 10,3% detectados por la consultora internacional Nielsen, después de unos años débiles a partir de 2010. Y se trata de una tendencia que, según todos los indicios, se está agudizando en 2017. Brindemos por ello.

Escribe un nuevo comentario