Alternativas de climatización eficiente en hoteles

Coralía Pino es responsable del Área de Sostenibilidad y Eficiencia Energética del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH).


Para los hoteles en España, los mayores gastos energéticos son los relativos a la climatización, que oscila alrededor de 40% en función de la tipología del hotel. En los últimos cinco años, la inversión en materia de eficiencia energética en el sector hotelero ha aumentado y es que el sector hotelero español tiene cada vez más clara la necesidad de adoptar alternativas de climatización que contribuyan a ahorrar costes energéticos en sus instalaciones, transmitiendo además una imagen de gestión sostenible a sus clientes.

La renovación de los equipos de climatización es una de las medidas de mayor implementación en establecimientos hoteleros y, aunque la inversión es alta, pueden llegar a generar ahorros de hasta del 50%.

En el ITH, conscientes de la importancia que cobra éste área, clave para la optimización de la gestión energética de un establecimiento hotelero, hacemos un repaso de las que nos parecen las mejores alternativas del mercado.

Los sistemas más instalados en rehabilitaciones del sector hotelero son las calderas de alta eficiencia. Las calderas de condensación presentan un rendimiento superior al 100%, generando un ahorro estimado del 10-15% en energía, frente a calderas convencionales y un 30% frente a calderas antiguas.

Por otra parte, las calderas de baja temperatura permiten adaptar la temperatura de impulsión del agua a las necesidades de la demanda, maximizando la eficiencia.

Colaboraciones con marcas

Con Bosch-Buderus hemos realizado diversas implantaciones con ambas tecnologías en el proyecto ‘Renovación Eficiente de las salas de calderas en hoteles‘.

En calderas de generación instantánea, existe el concepto Total Condensing (condensación en calefacción y en producción de ACS) que permite menor acumulación (interna al generador) y menos pérdidas respecto a sistema con gran acumulación.

En hoteles con poco espacio, estos sistemas pueden suponer una reducción del 80% del espacio ocupado frente a las calderas convencionales. Con ACV España hemos implantado un proyecto piloto en el que los ahorros conseguidos oscilan alrededor del 19% frente a los sistemas convencionales en un hotel medio de 120 habitaciones en Madrid.

Alternativas de climatización

Otro sistema que ha venido para quedarse es la generación de ACS a alta temperatura con bomba de calor. Las bombas de calor tienen un rendimiento muy superior a las calderas (hasta 400% o más) por lo que generar ACS es mucho más rentable.

En colaboración con Lumelco (Mitsubishi Heavy Industries) estamos en proceso de implantación de dicha tecnología en un hotel de tamaño medio de las Islas Canarias.

Esperamos obtener resultados con los ahorros generados en breve. Asimismo, tenemos las Bombas de Calor de Absorción (GAHP). Se trata de una tecnología basada en el ciclo termodinámico de absorción con solución de amoníaco y agua en un circuito sellado con solo dos componentes móviles: bomba de solución y ventilador.

Diversas soluciones 

Esta tecnología es muy adecuada cuando existen demandas térmicas de calefacción, refrigeración y ACS y, en especial, con usos adicionales de calor simultáneos: piscinas, SPA, lavanderías, etc. y es necesario una buena climatización integral eficiente en climas fríos.

Con respecto a esta tecnología estamos desarrollando proyectos en colaboración con Absorsistem. En definitiva, no existe una única solución para los hoteles en materia de climatización, ya que cada establecimiento requerirá una solución técnica específica que se adecúe a las características y necesidades del mismo.

Escribe un nuevo comentario