Fotovoltaica: Un hospital de Menorca ahorrará 45.000€ anuales

La energía fotovoltaica generará el 9% de la energía que necesita el hospital.

Con el arranque de este parque fotovoltaico se puede evitar la emisión al medio ambiente de hasta 600.000 toneladas de CO2 anuales

El Mateu Orfila cuenta con 4.700m2 de placas solares

La energía fotovoltaica supondrá un ahorro energético de 45.000 euros al año para el hospital Mateu Orfila de Menorca. Este es el baremo que se estima gracias al nuevo parque fotovoltaico más grande de las Islas Baleares, según el Govern.

Se trata de una instalación que conlleva 392 kilovatios, con aproximadamente 4.700 metros cuadrados de placas solares y que genera 590.000 kWh de energía al año, un 9% de lo que necesita. Esto equivale al consumo energético que pueden ocasionar un total de 175 hogares.

El desarrollo de este parque está correspondido con la aplicación del nuevo contrato de suministro eléctrico diseñado por la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad. En dicho contrato se examina que toda la energía adquirida por este Gobierno sea de origen renovable.

Gracias al arranque de este parque fotovoltaico se puede evitar al medio ambiente la emisión de hasta 600.000 toneladas de CO2 anuales.

En este sentido, el conseller del Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, señaló esta instalación como “la más importante de Baleares, puesto que no hay ningún precedente de un parque fotovoltaico de esta superficie”.

Por otro lado, Pons también destacó que, “el Govern mantiene una apuesta muy importante con las energías limpias y contra el cambio climático“, un trabajo que a su modo de ver debe tener continuidad en el tiempo.

Por su parte, la consellera de Salud, Patrícia Gómez, también señaló que este proyecto “supone un nulo impacto visual, a la vez que evita emisiones de gases de efecto invernadero, que son sustancias nocivas, con lo que el aire que se respira es más limpio y más saludable”.

Más de 10.000 metros cuadrados de fotovoltaica en Baleares

Según el Govern, entre 2012 y 2016 solo se instalaron unos 1.000 kilovatios de energías renovables en todo el archipiélago, la misma capacidad que ha sido puesta en marcha en los últimos doce meses, esto se enfoca en la apuesta del Gobierno Balear por la autogeneración de una electricidad propia y limpia en espacios públicos como este hospital.

En la actualidad, once edificios públicos están instalando un total de un megavatio de energías renovables, acción que según el Govern suma un total de más de 10.000 metros cuadrados de placas solares.

Escribe un nuevo comentario