Cambio de imagen manteniendo la esencia de La Cabra

El estudio de arquitectura Mecanismo es el autor del cambio de imagen del restaurante madrileño La Cabra. Cuenta con una estrella Michelin.

La reforma ha sido dirigida por el estudio Mecanismo, quienes tenían la orden de realizar “una intervención que no fuera evidente”.

El restaurante madrileño posee una una estrella Michelin

El cambio que muestra actualmente la nueva imagen de La Cabra responde al deseo de su chef Javier Aranda de apostar por un cambio radical también del concepto y del funcionamiento.

Marta Urtasun y Pedro Rica, impulsores del estudio Mecanismo, a su vez, sabían que algunos elementos y ciertas partes debían conservarse. Se trata de un establecimiento que cuenta con el beneplácito de público y crítica y “no podía dejar de ser el que había sido”. Sus incondicionales debían reconocerlo.

Un cambio proyectado a medida

En esta mezcla de deseos está la clave del cambio de La Cabra, situado en Madrid y poseedor de una estrella Michelin.

La idea fue mantener la esencia pero introduciendo un ambiente más dinámico y divertido. Uno de los aspectos principales para conseguirlo fue la iluminación: indirecta, tenue y cálida.

mecanismo-lacabra-reforma
La reforma se realizó en apenas tres semanas.

Para ello se diseñaron dos tipos de luminarias suspendidas (unas de pared y otras para el centro de las mesas) mediante una estructura metálica interna y un revestimiento de lamas de nogal. Tras la creación de varios prototipos, finalmente las piezas proyectadas ex profeso para La Cabra se integraron perfectamente.

El nogal es uno de los materiales estrella del cambio de estética del local. Se combina con otros, como el mármol, y se potencia en pequeños detalles. También con el metal, que resuelve elementos auxiliares como zócalos, hornacinas o la estructura de las luminarias.

En palabras de Marta Urtasun, “convertimos la actuación en un trabajo de taller, realizado previamente a la implantación, fabricando elementos que llegarían totalmente terminados y testados para su rápida implantación en la obra”.

Todos los elementos se presentan unidos mediante un mismo lenguaje basado en la generosidad de superficies curvas mediante un despiece enladrillado de madera, criterio geométrico que ordena todo. El resultado es un espacio sobrio, cálido y versátil.

 

Escribe un nuevo comentario