El Rincón de Leo, último proyecto de IlmioDesign

IlmioDesign presenta su último proyecto contract. Se trata de una coctelería ubicada en Pamplona que se llama El Rincón de Leo.

Se trata de una coctelería situada en Pamplona en la que destaca el uso personal del color y los materiales, característico del estudio

El diseño se inspira en una cafetería del Novecento

El Rincón de Leo representa el espíritu lleno de energía de su dueña, Leonor Zabalegui. Esta nueva coctelería ha reinterpretado en clave actual el estilo personal de IlmioDesign.

La imagen del local se inspira en una cafetería italiana del Novecento. Cabe destacar un uso de la iluminación muy bien calibrado, con una luz muy tenue en tonos ámbar, tan propia de los locales de esa época.

La estética característica de estos espacios se ha readaptado también a través del uso muy personal del color. Ésta es una tónica propia de los proyectos que firman Michele Corbani y Andrea Spada.

Un pequeño gran proyecto llamado El Rincón de Leo

La fachada de El Rincón de Leo se ha concebido como un elemento muy permeable, un escaparate abierto al exterior que anuncia, ya desde la calle, la viveza y la calidez del interior del local. El verde aceituna intenso de los azulejos contrasta con el rojo de las tapicerías.

Sobre el propio cartel del local se ha colocado una pequeña farola de bronce, típica de las antiguas hosterías italianas urbanas.

ilmiodesign-cocteleria-pamplona
Muchos de los materiales del proyecto son característicos del estilo de IlmioDesign

La mezcla de diferentes acabados de materiales nobles es otro de los destacados del proyecto, en este caso, cobre y dorado. La madera de roble del panelado del fondo también resulta representativo del estilo del local.

El gresite se ha incluido tanto en el suelo combinando blanco y negro, como el frontal de la barra en tonos cobrizos. En cuanto a las tapicerías de los taburetes y las sillas, la elección del rojo busca un llamativo contraste.

En cuanto al proyecto de iluminación se ha planteado mediante focos y tiras de led, apliques y lámparas de diferentes marcas.

Un gran espejo da profundidad al local que apenas tiene una superficie de 60 metros cuadrados, 40 de los cuales son de uso público.

Fotografías: © Pedro Pegenaute

Escribe un nuevo comentario