Un buen estudio de diseño aporta valor añadido al hotel

Para reformar un hotel hay qye saber qué grado de reforma y recabar toda la información del programa de necesidades para realizar un buen estudio de diseño.

Uxue Merced Lanas, vocal de la Junta de Gobierno Colegio Oficial de Diseñadores de Interior/Decoradores de Navarra.


A la hora de abordar la reforma de un hotel, lo principal y primordial es saber qué grado de reforma se pretende acometer en el hotel y recabar toda la información a propósito del programa de necesidades para realizar un buen estudio de diseño.

Es muy importante también, el presupuesto con el que se cuenta. En este sentido, en esta línea, nos centraremos en reformas parciales de hoteles. En este tipo de transformaciones, un buen proyecto de interiorismo consigue la modernización en los acabados decorativos y el equipamiento que el paso del tiempo ha dejado obsoleto.

A cada caso se le debe aplicar un estudio de diseño que sea de aportar un valor añadido al hotel que sea perceptible por la clientela su diseño, decoración y equipamiento.

Es muy importante delimitar bien los frentes de actuación para desarrollar proyectos que consigan la máxima eficiencia para dar un giro importante al hotel en cuanto a la decoración y las prestaciones, y siempre haciendo todo lo necesario para optimizar los recursos disponibles, ofreciendo en cada caso la solución a medida.

Una de las principales motivaciones a la hora de plantear una reforma de un hotel es la actualización de los acabados y la modernización de las instalaciones, de forma que suponga un reclamo para la clientela.

Para reformar un hotel hay qye saber qué grado de reforma y recabar toda la información del programa de necesidades para realizar un buen estudio de diseño.
Es importante dar un giro al concepto de decoración priorizando los materiales efectistas, que den la impresión de pulcritud.

Hay que conseguir un aspecto actual con la renovación de las estancias, pero con un diseño atemporal y, en cierto modo, universal, para que no se desfase a la vuelta de pocos años.

En este sentido, colocaremos elementos que bajo un buen criterio y diseño, prevalezcan vigentes con el paso del tiempo, recurrir a diseños icónicos y emblemáticos es siempre una apuesta segura.

El estudio de diseño debe conocer el tipo de cliente del hotel

Es preciso también para definir el estilo decorativo, conocer cuál es el cliente tipo de cada hotel, para diseñar en consonancia.

Es importante, dentro del estudio de diseño, dar un giro al concepto de decoración priorizando los materiales efectistas, que den la impresión de pulcritud, que sean resistentes y de fácil limpieza ya que su utilización va a ser masiva y, al mismo tiempo, deben ser agradables y bonitos.

Para reformar un hotel hay qye saber qué grado de reforma y recabar toda la información del programa de necesidades para realizar un buen estudio de diseño.
Serán pocos los accesorios decorativos, pero bien elegidos y en sintonía con todo el hotel.

Los elementos decorativos que se plantean en un proyecto de interiorismo para hoteles están pensados para dar sensación de relax, intimidad, confort, pensamientos positivos, belleza. Serán pocos los accesorios decorativos, pero bien elegidos y en sintonía con todo el hotel.

El diseño y la estética de las habitaciones, tienen que encajar con gustos diversos y no debería resultar chocante o molesta para el cliente habitual del hotel. Se buscará, pues, la que trasmita equilibrio en colores y temas y se huirá de contrastes fuertes en un espacio reducido y orientado a un público plural.

Sorprender a los cincos sentidos del huésped

En mi opinión, cuando un cliente abre la puerta de su habitación de hotel, sus 5 sentidos se tienen que sentir agradablemente sorprendidos, olor a limpio sin estridencias, luz matizada y suficiente, sensación de silencio o suave música, materiales agradables al tacto, posibilidad de beber algo fresco o caliente…

Otro frente de actuación, en un estudio de diseño, serían las prestaciones tecnológicas de la habitación para que el cliente pueda utilizar los dispositivos y aparatos tecnológicos que  precise, tipo ordenadores, televisiones… y si el presupuesto lo permite, se plantearán también soluciones domóticas que contribuyan a la comodidad del cliente.

Para reformar un hotel hay qye saber qué grado de reforma y recabar toda la información del programa de necesidades para realizar un buen estudio de diseño.
Hay que conseguir un aspecto actual con la renovación de las estancias, pero con un diseño atemporal para que no se desfase a la vuelta de pocos años.

Cuando se ejecuta una reforma es preciso valorar también aspectos relacionados con la sostenibilidad en el interior del edificio y la economía de los recursos.

Para abordar este tipo de reformas, contaremos con gremios diversos, fundamentalmente pintores, fontaneros, carpinteros y electricistas. Es indispensable trabajar con unos buenos profesionales que actúen en coordinación y que acometan los trabajos bajo la dirección de obra del interiorista ejecutando los trabajos según proyecto.

Pensar en el hotel del futuro

Pensando en un hotel de cara al futuro y como opinión personal, el diseño de estos lugares debe ir orientado a que las zonas comunes sean más reducidas, a escala humana, evitando la masificación en zonas de restauración principalmente.

Para reformar un hotel hay qye saber qué grado de reforma y recabar toda la información del programa de necesidades para realizar un buen estudio de diseño.
Pensando en el hotel de cara al futuro se deberá evitar la masificación de las zonas de restauración.

Esto es posible conseguir mediante la disposición de espacios diferenciados, separados con paneles en diferentes formatos y con propiedades acústicas. Todas las zonas comunes darán sensación de descanso, desconexión e intimidad.

Se introducirá el concepto de neuro-interiorismo que busca crear ambientes que influyen en la mente de las personas y que generen sensaciones de bienestar, tanto a los clientes como al personal del hotel. Se pensarán los espacios para su utilización por niños y personas mayores e igualmente para todo tipo de diversidad funcional.

Escribe un nuevo comentario