Encuentros Proveedores Hosteltur: reforma hotelera balear

Helena Murano, responsable de Financiación Hotelera de Caixabank: «Este año vamos a prestar 1.800 millones de euros al sector»

Meliá: «Todavía queda mucho producto por modernizar»

Los Encuentros Proveedores Hosteltur Baleares culminaron ayer en el centro de convenciones Es Molí des Comte (Mallorca), tras la celebración durante dos jornadas de un worshop y dos debates -el segundo de ellos dedicado al proceso de reforma hotelera balear- en los que participaron más de 200 profesionales de la Hostelería y el Canal Horeca.

Durante la segunda jornada continuaron las fructíferas citas programadas ‘face to face’ en el espacio habilitado para la apertura de 40 stand de empresas proveedoras que abarcaron todas las posibilidades en cuanto a los bienes y servicios que precisa la actividad hostelera y las grandes colectividades.

Y, por la tarde, se abrieron puertas durante dos horas a profesionales y empresarios acreditados previamente en la nueva web sobre estos eventos. Para pasar a un intenso debate de especial interés para el sector Contract en el que se trató sobre el auge de la reforma hotelera balear experimentado en los últimos años.

Organizados por el Grupo Hosteltur, los Encuentros Proveedores Hosteltur ya han celebrado dos exitosas convocatorias en Madrid, a las que ahora se suma la de Baleares. En este caso, se ha creado el hashtag #ProveedoresBaleares2018, para que los asistentes que lo deseen escriban comentarios.

Balance de la reforma hotelera balear

El debate Rehabilitación Hotelera contó como moderador con el director de Hosteltur, Manuel Molina; y, como participantes con el Vicepresidente ejecutivo de Meliá Hotels International, Mark Hoddinott; el CEO del Grupo Robot, Bernat Bonnin; el CEO de Acústica Industrial, Bartomeu Rossello; el Director contratación de Construye Capital, Carlos Martinez de Tejada y la Directora de Marga Rotger Interiorisme, Marga Rotger.

En primer lugar, Molina realizó un breve pero detallado repaso a los dos últimos años de reformas hoteleras, en los que se han contabilizado unos 150 proyectos de este tipo por ejercicio, con inversiones superiores a los 3.100 millones de euros en los últimos tres años, de los que una tercera parte -1.121 M €- han correspondido a Baleares.

De izquierda a derecha: Manuel Molina, Director de Hosteltur; Carlos Martínez de Tejada, Director de Contratación de Construye Capital; Bernat Bonnin, CEO de Grupo Robot; Marga Rotger, Directora de Marga Rotger Interiorisme; Bartomeu Rosselló, CEO de Acústica Industrial; Mark Hoddinott, Vicepresidente ejecutivo de Meliá Hotels International; y Joaquín Molina, Director de Proveedores Hosteltur y Presidente de Grupo Hosteltur.

Como resultado de ello, ahora el 17% de los establecimientos de España son nuevos o han sido renovados, y muchos han subido de categoría, destacando los movimientos de tres a cuatro estrellas. «En respuesta no sólo a la demanda, sino para poder competir de igual a igual con destinos competencia que tienen una planta hotelera bastante más reciente y moderna», precisó.

Potencial de mejora

A este respecto, Mark Hoddinott resaltó que en muchos casos se ha partido de una buena materia prima, debido a la ubicación del hotel y a sus infraestructuras básicas, «aunque siempre había un potencial de mejora» que ha justificado ese incremento de categoría de ellos.

En muchos casos, el reto ha sido que evaluar la situación de un edificio antiguo, y ver «cómo lo llevamos de su posición actual a su posición futura, y en cuánto tiempo», explicó el Vicepresidente ejecutivo de Meliá Hotels. Y, después de cinco o seis años, «todavía queda mucho producto por reformar«, aseguró.

Por su parte, Bernat Bonnin habló de un importante cambio que ha condicionado las reformas: «antes teníamos como cliente al hotelero, pero desde la crisis nos hemos dado cuenta de que quien hace la reforma ya no es el hotelero, sino que el promotor es el dueño del edificio -que no lo explota- y es ahora nuestro cliente», afirmó.

Financiación en aumento

Una interesante intervención que llegó desde el público fue la de la responsable de Financiación Hotelera de Caixabank, Helena Murano, que está al frente de una división nacional que opera desde Baleares. «Este año vamos a prestar 1.800 millones de euros al sector hotelero», declaró.

Un momento del debate sobre el proceso de reforma hotelera balear, que fue seguido con gran interés por los asistentes a los Encuentros Proveedores Hosteltur Baleares.

Esa experta, profunda conocedora de la realidad del sector turístico balear, afirmó que se está produciendo una «profunda transformación» en este momento, durante la que «ha nacido una nueva industria, la que ofrece servicios al hotelero que van desde el diseño a la tecnología», en referencia al sector Contract.

Y, por otra parte, mientras que «antes las reformas se hacían para mantener el edificio, ahora se realizan pensando en el cliente». Y, por tanto, «conceptualmente, ha cambiado todo mucho«. En esa línea, la entrada de inversores financieros que no tienen perfil hotelero «está ayudando a consolidar producto», sentenció.

Pensar bien las reformas

«Cuando se va a hacer una reforma hotelera, si se quiere hacer bien, debe empezar a pensarla hoy para hacerla el próximo invierno, si se trata de una obra menor. Y, si es una obra mayor, aún debe haber más plazo» a fin de «pensarlo bien» y superar todos los trámites administrativos, explicó Carlos Martínez de Tejada.

A modo de ejemplo práctico de lo anterior, detalló que, tras culminar la reforma de un hotel de 167 habitaciones, les preguntaron: «¿cómo es posible que hayáis tardado sólo nueve semanas», a lo que Construye Capital respondió: «porque hemos estado pensando cómo hacerla durante 18 semanas», precisó.

Según la experiencia de este profesional, «si quieres hacer una obra que empieza el 15 de noviembre y acaba el 30 de abril, pues no puedes estar en octubre pensando qué es lo que vas a hacer, porque no llegas, porque te vas a pegar un tortazo de órdago«, al no poder cumplir con los plazos establecidos.

Buenas perspectivas de futuro

Finalmente, en la última fase del debate se centró en el panorama que se abre ahora respecto a la reforma hotelera balear. A este respecto, Marga Rotger expuso que «intentamos innovar y seguir las tendencias«, aunque de forma que los resultados «no pasen de moda muy rápido.

Por su parte, Bartomeu Rosselló se mostró optimista ante el continuismo de este proceso, que en su opinión se debe a que «estamos ante un cambio global» que, lógicamente, afecta a la principal industria de Baleares, el sector turístico, en toda su extensión.

La reforma hotelera balear llega a Magaluf

Un ejemplo de los esfuerzos que se han llevado a cabo en el proceso de reforma hotelera balear es las inversiones realizadas por Meliá Hotels y otros grupos en el núcleo turístico de Magaluf (Calvià) a partir de 2011, que al principio «parecía imposible«, admitió Mark Hoddinott.

Respecto al proyecto de reforma en Magaluf, Helena Murano recordó que les fue presentado en un «momento que era complicado» por la crisis, «pero era Meliá quien lo presentaba» y Caixabank decidió «acompañarle en algunas de estas inversiones«, a pesar de las malas perspectivas económicas de entonces.

  • Trinidad Abril Sirvent says:

    Buenas tardes, el motivo de este correo es el ofrecimiento de nuestra empresa de venta, aplicación de materiales para la decoración, para lo cual estamos a disposición de responsables de mantenimiento para cualquier necesidad de asesoramiento en la compra de material adecuado de los trabajos a realizar tanto por sus empleados o realizamos un presupuesto de material y aplicación incluido, saludos

    (0) (0)

Escribe un nuevo comentario