El hotel del futuro: un espacio autónomo y autosuficiente

Las predicciones en cuanto al hotel del futuro que se espera en la industria hotelera apuntan a conseguir establecimientos autónomos y autosuficientes.

La globalización y la urbanización, el deseo de la auto-realización e individualidad y el cambio demográfico, factores determinantes

Un hotel de ‘emisión cero’ entre los principales retos

En el sector hotelero se plantean grandes retos entre los que se encuentran interrogantes encaminados hacia el hotel del futuro como ¿qué deben hacer las cadenas hoteleras para asegurar un próspero éxito en el futuro? Las predicciones apuntan a conseguir establecimientos autónomos y autosuficientes.

Es indudable que el mercado hotelero está creciendo, en la actualidad existen 386.144 hoteles con estrella en todo el mundo, de los cuales 38.233 son propiedad de los diez grupos hoteleros más grandes a nivel mundial.

Las predicciones en cuanto al hotel del futuro que se espera en la industria hotelera apuntan a conseguir establecimientos autónomos y autosuficientes.
La construcción y los conceptos de energía ya serán coordinados durante la fase de planificación.

Una nueva publicación de 80 páginas de Villeroy & Boch sobre El hotel del futuro abre nuevos aires que determinan hacia dónde se dirige el sector y a qué nuevos retos deben enfrentarse los empresarios hoteleros en cuestión de tendencias globales que, según expertos investigadores darán la forma decisiva a la realidad cotidiana de los próximos años.

En este sentido, factores como la globalización y la urbanización, el deseo de la auto-realización e individualidad, así como el cambio demográfico, son factores que tendrán consecuencias en el hotel del futuro.

Materiales inteligentes y sensibles al clima

Tal y cómo se especifica en la publicación de Villeroy & Boch, los hoteles deberán unir las oportunidades que está ofreciendo y ofrecerá la digitalización con los requisitos individuales de las personas modernas, al mismo tiempo que satisfagan la demanda de sostenibilidad.

Esto es determinante para esclarecer el el objetivo hacia dónde se encamina que es hacia un hotel autónomo y autosuficiente.

De este modo, la industria hotelera también tendrá que hacer frente a recursos naturales cada vez más escasos: la construcción y los conceptos de energía ya serán coordinados durante la fase de planificación.

Las predicciones en cuanto al hotel del futuro que se espera en la industria hotelera apuntan a conseguir establecimientos autónomos y autosuficientes.
Los hoteles deberán unir las oportunidades que ofrece la digitalización con los requisitos individuales de las personas modernas.

Por esta razón, la autonomía y la autosuficiencia en los hoteles serán parte de los retos futuros, el hotel de ‘emisión cero’ se convertirá en un requisito indispensable en la planificación. Así, el hotel autosuficiente será el que producirá todas las materias primas más importantes para su actividad.

Por otro lado, en el libro de Villeroy & Boch también se prevé que llegando al año 2052, se emplearán una gran cantidad de materiales inteligentes que reaccionan a las condiciones naturales.

Se desarrollarán maderas sensibles al clima, cerámica de enfriamiento, elementos de fachada que se abren, muros de hormigón solar-activos, entre muchos de los avances en innovación que se esperan.

Un hotel del futuro muy ‘Green’

Con todo un nuevo mundo de posibilidades por delante también existen límites a la influencia del hombre.

En el futuro radica el cambio climático y la escasez de recursos naturales y dar forma a la naturaleza también ocupará una posición relevante en el sector hotelero, para construir edificios naturales con materiales de autolimpieza.

Las predicciones en cuanto al hotel del futuro que se espera en la industria hotelera apuntan a conseguir establecimientos autónomos y autosuficientes.
Se emplearán una gran cantidad de materiales inteligentes que reaccionan a las condiciones naturales.

Además, se espera que prácticamente todo se reciclará y reutilizará en la hotelería. Como el uso de aguas grises de lavadores y descarga de inodoros para reducir de un modo drástico el consumo de agua.

En el sector de la alimentación también se esperan grandes avances y prácticas sostenibles en la industria hotelera desarrollando sistemas que produzcan verduras en la verticalidad de los edificios, generando propios productos locales, también determina el estudio de Villeroy & Boch.

Escribe un nuevo comentario