Luces bordadas, lo último en diseño lumínico de LZF

LZF-iluminación-contract

La familia de luminarias Stitches permite que la luz se filtre a través de unas tradicionales ‘puntadas’ en el propio material

Es una original idea de Egbert-Jan Lam, del estudio Burojet

Los diseñadores de productos de iluminación tienen en la originalidad una de sus principales motivaciones, como demuestra la última propuesta de la marca LZF bautizada con el nombre de Stitches (traducido como “puntadas”).

Como se puede deducir, el efecto consiste en una especie de bordado en el propio material de la lámpara y que ha desarrollado Egbert-Jan Lam, del estudio de diseño Burojet, situado en los Países Bajos.

Las piezas de chapa de madera son trabajadas de una manera tradicional, igual que la empleada en la costura, es decir, marcando un patrón y cortándolo posteriormente. Así, el patrón de Stitches es repetido para producir cada lámpara, en este caso, hasta las cuatro diferentes que componen la gama.

LZF se inspira en Mali

Podría decirse que la técnica es similar a la de hacer el dobladillo, con la particularidad de que las piezas de la Stitches se cosen hacia fuera, mostrando la dobleces en el exterior de la lámpara y no escondiéndolas como sucede en los bajos de un pantalón. Así, ingeniosamente, la luz brilla a través de esas puntadas.

LZF-Stitches-hotel
Los nombres de las lámparas proceden de Mali, gran productora de bordados

El método empleado en la fabricación de las luminarias permite a LZF diseñar y producir una variedad de formas de lámparas, cada una con su propio patrón y distintivo.

Lo que es una manera aparentemente de relativa sencillez para crear una colección completa, representa un desafío al tener que realizar a mano los diferentes modelos de la chapa de madera, un material delicado en su manipulación. Pero una vez más, LZF consigue superar los límites hábilmente utilizando dichas técnicas de costura tradicionales.

La familia de las lámparas Stitches está compuesta por cuatro modelos: Mopti, Tombuctú, Djenné y Bamako. Cada nombre corresponde a una ciudad de Mali, igual que sus formas aluden a las mezquitas que se encuentran en la nación africana.

 

Escribe un nuevo comentario