Las luminarias retoman el proceso artesanal del vidrio soplado

Los diseños en iluminación dirigen a retomar técnicas pasadas y artesanales como las de vidrio soplado pero transportadas a nuestros tiempos.

El equipo Lievore Altherr recupera la memoria colectiva de la luz en una serie de tres pantallas con visión contemporánea y nuevos usos

Se actualizan y retienen en cada diseño lo esencial

La iluminación es un factor clave y primordial en cualquier proyecto de contract. Por ello, los diseños se dirigen a retomar técnicas pasadas para dar lugar a luminarias con cierto sabor artesanal, como las de vidrio soplado, transportadas a nuestros tiempos.

Los diseños en iluminación dirigen a retomar técnicas pasadas y artesanales como las de vidrio soplado pero transportadas a nuestros tiempos.
Se recupera el proceso artesanal del vidrio soplado y añade nuevos matices a una serie de luminarias discretas.

En este sentido, el equipo de diseñadores Lievore Altherr recupera la memoria colectiva de la luz en la colección Tempo de Vibia, con tecnología LED, y la actualiza reteniendo en cada diseño lo esencial.

De este modo, el conjunto de tres pantallas diseñadas con perfil arquetípico transporta a distintas atmósferas de luz que evocan otros tiempos. Y por otro lado, se ofrece una visión contemporánea con nuevas aportaciones y usos.

Para su ejecución se ha recuperado el proceso artesanal del vidrio soplado añadiendo nuevos matices a una colección de luminarias discretas y con una factura muy ligera y etérea.

Técnica del vidrio soplado con nuevos matices

De esta manera, el clásico globo de bistró evoluciona hacia una forma orgánica oval, con un efecto de luz degradado que va de la transparencia a la lucidez.

Por otro lado, la pantalla de vidrio opalino aporta una iluminación difusa a los ambientes donde se instalen como por ejemplo, suspendidas sobre las mesas de restaurantes para otorgar mayor intimidad a los comensales.

El clásico globo de bistró evoluciona hacia una forma orgánica oval.

Uno de los modelos cuenta con un plato reflector que hace que la bombilla se transforme en una pequeña ‘burbuja’ que irradia luz.

Cabe destacar que, los soportes se presentan en distintos acabados cromáticos que diversifican su carácter como la tija en negro para remarcar el trazo gráfico y el blanco se fusiona con el fondo. Otros colores disponibles son el terracota que alude a la arcilla, y el verde como referencia a la naturaleza.

Las pantallas de vidrio de la colección Tempo se fabrican en dos tamaños.

Escribe un nuevo comentario