Mar Menuda, una reforma al más puro estilo mediterráneo

Firmado por la interiorista Mercè Borrell, el Hotel Mar Menuda, situado en la Costa Brava, ha sido reformado inspirado en el estilo mediterráneo al que tiene enfrente.

Propiedad de Golden Hotels y ubicado en primera línea de mar de la Costa Brava, ofrece nueva imagen de habitaciones y zonas comunes

Mercè Borrell firma el proyecto de interiorismo

Mar Menuda es un hotel con un encanto situado en Tossa de Mar (Costa Brava). Un enclave privilegiado donde el Mediterráneo despliega toda su belleza, el cual, precisamente, ha resultado ser la inspiración para la interiorista Mercè Borrell.

Golden Hotels encargó a Borrell la reforma de las zonas comunes y las habitaciones del hotel, y la interiorista ha trasladado al Golden Mar Menuda su nueva forma de hacer interiorismo en los establecimientos hoteleros, basada en conectar con las emociones y las sensaciones.

El proyecto de Mar Menuda, que rebosa sabor a mar por los cuatro costados destaca por las alusiones al entorno natural en el que se ubica el hotel. Se trata de un diseño ligado a las experiencias vivenciales de los huéspedes que vienen a disfrutar del mar y el sol, de ratos de buceo y de relax.

Vistas, luz y naturaleza en el Mar Menuda

Si se alude a la paleta cromática, en las habitaciones el blanco es el protagonista simbolizando la luz del sol y el azul del mar está presente en los textiles. Por su parte, la arena está representada mediante cuadros ornamentales realizados con mimbre natural y también en los suelos de madera.

MarMenuda-hotel-MercèBorrell
El azul del Mediterráneo es una tónica cromática que se repite en todas las estancias.

Grandes ventanales dejan entrar muchísima claridad y ofrecen unas magníficas vistas gracias a su privilegiada ubicación en primera línea de mar, estando siempre presente el Mediterráneo.

En los baños del hotel Mar Menuda, el mar es protagonista de nuevo con los azulejos en tonos azul marino y el mobiliario de cerámica en blanco.

Se han resuelto las necesidades de la propiedad con mobiliario a medida y adaptándolo a la arquitectura existente, al más puro estilo de Mercè Borrell: contemporáneo, elegante, atemporal y respetuoso con el entorno y con las raíces culturales y los elementos del pasado de cada proyecto que acomete.

El mobiliario en tonos nude y azul marino, la ornamentación natural de mimbre trenzado en techos o paredes, y las lámparas, cuadros y otras decoraciones totalmente orgánicas, hacen total alusión al entorno natural del hotel.

Escribe un nuevo comentario