Personalización y diferenciación, claves de la hotelería actual

Se percibe mayor actividad en reformas que en nueva construcción en la hotelería actual.

Paralelamente a la evolución del perfil del viajero, está la actual situación de optimismo que se da en el panorama hotelero actual

Mayor actividad en reformas que en nueva construcción

El viajero de hoy en día tiene poco o nada que ver con el de hace unos años debido a la irrupción y la globalización de las nuevas tecnologías que han cambiado sus patrones de consumo, y por consiguiente su repercusión también la hotelería actual.

“Desde los canales que utilizaba para elegir sus viajes, su duración promedio y hasta lo que espera en los propios hoteles, donde cada vez más apuestan por la personalización de servicios e instalaciones, la flexibilidad en los procesos de reserva, la segmentación de su producto, la combinación de propuestas al cliente, etc.”, declara Ramón Hernández, Director General CEO del Grupo Bluebay.

Con relación a esa búsqueda de la diferenciación en hotelería, Pilar Rodríguez, directora de Proyectos, Construcción e Ingeniería de NH Hotel Group, la relaciona con la tipología de hotel (sea lifestyle, boutique, etc.), “ya no tanto por el número de estrellas, sino por la promesa aspiracional que los clientes esperan recibir de una determinada marca o bien los que buscan algo más fresco y más adaptado a su realidad económica”.

En línea con esto, Hernández lo tiene claro: “Estamos en una era en que la calificación de los hoteles por estrellas ha muerto. Nos eligen por la combinación de precio, ubicación y reputación online”.

Proyectos de hotelería al alza

Paralelamente a la evolución del perfil del viajero, está la actual situación de optimismo que se da en el panorama hotelero actual.

Se percibe mayor actividad en reformas que en nueva construcción en la hotelería actual.
Hotel Barceló Portinatx, en Ibiza, reformado completamente.

Dessde NH Group valoran que el crecimiento de la economía española en general y la inestabilidad política en otros países ha facilitado el repunte de la hotelería en España.

“Esto ha ayudado, por un lado, a que las compañías tengamos mayor capacidad financiera para acometer inversiones y, por otro, que los inversores vean una línea de rentabilización rápida de sus inversiones, lo que ha dinamizado también la compra de este tipo de activos dentro de sus carteras”, comentan desde NH Hotel Group.

Para Jaime Buxó, director general de Desarrollo de Negocio de Barceló Hotel Group, “estamos en un momento interesante, ya que por un lado hay un incremento de la oferta hotelera pequeño, pero por contra, sí hay movimientos de compra-venta de activos hoteleros importantes”.

Así valora Buxó el actual mercado hotelero español, centrado en la adquisición por parte de inversiones de aquellos hoteles de los años 70 que ya están al final de su vida útil y que se reforman para adecuarlos al cliente actual.

Todo el sector coincide en que actualmente predomina una mayor actividad en la reforma hotelera frente a la nueva construcción, una importante actividad de compra-venta que ha revitalizado el sector donde agentes de la construcción como estudios de arquitectura, empresas constructoras, ingenierías, etc. se han especializado en este tipo de proyectos.

Se percibe mayor actividad en reformas que en nueva construcción en la hotelería actual.
Render de la fachada del hotel NH Málaga tras la reforma llevada a cabo por Hispania.

“Dicha especialización agiliza el proceso inicial de pre-construcción al tener equipos familiarizados con las necesidades hoteleras, aunque luego haya que entrar al detalle de lo que cada proyecto hotelero precisa en cuestión de demanda”, afirma Pilar Rodríguez.

El quid de la ubicación 

La ubicación es otro punto clave a la hora de hablar de nuevos proyectos hoteleros. Es evidente que cuando se decide llevar a cabo una inversión en la reforma o adquisición de un hotel, se busca rentabilizarla en el menor tiempo posible.

Y la situación del hotel, según Hernández, es una de las variables que influyen mucho “porque hay hoteles de tres estrellas que por su ubicación obtienen mayores beneficios que otros con mejor producto en malas localizaciones”.

Para Buxó, la ubicación “es muy importante porque marca un precio del terreno, si se construye, o del propio activo, si se compra y se tiene que reformar”. Por ello, “se siguen mucho las reglas del sector inmobiliario”.

En el caso de Barceló Hotel Group, además, donde trabajan desde 2016 con una nueva estrategia de marcas que responden a una tipología de hotel muy concreta, “la ubicación también influye en la marca que quieres implementar”.

Así, destinos o ubicaciones, por ejemplo, en segunda o tercera línea de playa o en las afueras de las ciudades, “por la demanda que tienen, te permiten entrar con marcas para el sector medio, no tan alto”.

Escribe un nuevo comentario