Sostenibilidad en edificios, una necesidad cada vez más vital

La sostenibilidad en edificios forma parte del ADN de los nuevos edificios y de los planes de reforma actuales y a esto se suman las exigencias legales.

No es una moda pasajera ni un concepto para vender más, o limpiar conciencias, sino que es ya una realidad en la que se debe progresar

Hay que encaminarse hacia una sociedad descarbonizada

La sostenibilidad en edificios forma parte del ADN de los nuevas nuevas construcciones y de los planes de reforma actuales. A las exigencias legales se suma un interés particular creciente por parte de los profesionales que intervienen en cualquier proyecto.

“La sostenibilidad no es una moda pasajera; un concepto para vender más, o limpiar conciencias. La sostenibilidad es ya una necesidad, por eso es vital que entendamos este concepto para progresar”, así se expresaba Pablo Maroto, director de Marketing y Comunicación de Knauf, en la presentación del I Congreso Mundial de Sostenibilidad celebrado en Madrid.

En este sentido, el director general de Knauf, Alberto De Luca, alude a la realidad existente de un mercado “mucho más preocupado por la calidad que por la cantidad. Mucho más pendiente de hacer las cosas de una forma seria y sostenible. Mucho más enfocado a la habitabilidad y el confort de los edificios que a su construcción de forma desaforada y masiva”.

Y es que esta realidad nos obliga a movernos más rápido y a intervenir con soluciones que deben frenar el cambio climático e iniciar un camino a una sociedad más descarbonizada.

Sostenibilidad en edificios con soluciones transversales 

Como bien dice el experto en Cradle to Cradle, Michael Braungart, “no tenemos otros cuarenta años para resolver los problemas que nos acucian. Debemos de buscar soluciones”.

Y son soluciones transversales, teniendo en cuenta que la economía circular forma parte de todas las capas de la sociedad y dentro de ésta, el experto James Greyson considera que “el principal problema al que nos enfrentamos es el de los residuos; el cambio climático es un proceso de residuos”.

Trasladada la cuestión de la sostenibilidad a los edificios, éstos representan más de un tercio de la energía que se consume en todo el mundo, además de producir el 40% de las emisiones mundiales de CO2 y el 30% del consumo global de materias primas y de desechos sólidos.

De hecho, “un edificio hotelero consume de media un 2,5 más de energía que un edificio de oficinas”, podemos leer en el blog del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), según fuentes de la compañía Schneider Electric.

Escribe un nuevo comentario