Tendencia: papeles pintados geométricos y vegetales

En espacios contract el uso de papeles pintados y otros factores distintivos pueden suponer un valor diferencial al resultado final de un establecimiento.

Los paramentos verticales se convierten en un lienzo en blanco para que los interioristas viertan parte de la estética final de un proyecto

Un buen recurso que cambia la imagen sin grandes costes

En espacios contract como hoteles y restaurantes el uso de materiales, papeles pintados y otros elementos decorativos distintivos pueden suponer un valor diferencial al resultado final de un establecimiento, tanto en imagen como en saber transmitir el valor por los detalles.

En espacios contract el uso de papeles pintados y otros factores distintivos pueden suponer un valor diferencial al resultado final de un establecimiento.
Marcel muestra un juego de formas que encajan entre ellas, jugando con diferentes colores y profundidades.

En este sentido, los paramentos verticales ofrecen un abanico de posibilidades gracias a las diferentes técnicas que se les pueden aplicar, como revestimientos con texturas, papeles pintados con diferentes motivos, textiles, imágenes, etc. Se convierten en un lienzo en blanco donde decoradores e interioristas pueden verter gran parte de la estética final del proyecto.

De este modo, los papeles pintados cada vez están cobrando mayor protagonismo en Contract, con la aparición en el mercado de distintos motivos que colaboran a crear atmósferas de inspiración variada como vegetales o geométricas tanto sencillas como más sofisticadas.

Papeles pintados con múltiples inspiraciones

En esta línea la marca Hábitat acaba de lanzar una nueva colección de papel pintado, aplicables en entornos contract, como el papel Octave, inspirado en el estilo Art Deco, que ofrece un diseño atemporal que puede interpretarse de diferentes maneras: una hoja, una concha, una boca o todo a la vez.

En espacios contract el uso de papeles pintados y otros factores distintivos pueden suponer un valor diferencial al resultado final de un establecimiento.
Marín refleja el mar con una más natural en tonos azules intensos y sombreados.

Otro de los modelos geométricos es el patrón que forma Marcel que muestra un juego de formas que encajan entre ellas, jugando con diferentes colores y profundidades.

Por otro lado, dentro de esta colección de papeles pintados también ha surgido el modelo Roma, que está compuesto por una paleta de colores en tonos de arcillas, pizarra y carbón. 

Por su parte, Marin refleja las profundidades del mar mediante espirales en tonos azules intensos y sombreados. Y siguiendo la línea exótica y abstracta Lysandre simula el movimiento de hojas al viento, con colores vivos y frescos.

Y dentro de los estampados naturales, Marjolaine muestra un estampado inspirado en la flora ártica de la tundra islandesa y trabajado en acuarela.

Escribe un nuevo comentario