Textiles: diseño y sostenibilidad caminan de la mano

La tendencia, entre diseño y sostenibilidad, que está en boca de todos los sectores de la industria, está cada vez más presente el el sector textil.

Las empresas especializadas han notado en los últimos meses un aumento en la demanda de productos a partir de tejidos reutilizados

Ambos conceptos no están reñidos en el sector

La tendencia, entre diseño y sostenibilidad, que está en boca de todos los sectores de la industria, está dando lugar a ‘falsas intenciones’ que por adquirir notoriedad intentan subirse al carro de la sostenibilidad con acciones que ‘supuestamente’ contribuyen a comprometerse con el medio ambiente. ¿Pero ahora todo es sostenible?

En este sentido, hay que reconocer y tener en cuenta, que cada vez son más las empresas, negocios, fábricas, etc. que enfocan sus puntos de mira en vías de mejoras para conseguir un mayor compromiso medioambiental, en el que no estén reñidos diseño y sostenibilidad.

Por su parte, el sector textil, sí que es uno de los segmentos que más esfuerzos están depositando en sus prácticas sostenibles invirtiendo en I+D+i, para ir hacia un camino cada vez más respetuoso con el planeta. Por esta razón, Proveedores Hosteltur, habla con empresas referentes en el sector textil para esclarecer las prácticas sostenibles que se están llevando a cabo.

La tendencia, entre diseño y sostenibilidad, que está en boca de todos los sectores de la industria, está cada vez más presente el el sector textil.
La colección Ocean de Vayoil Textil está elaborada con fibras de poliéster provenientes del reciclado de botellas de plástico.

«Actualmente la tecnología que existe permite crear un producto sostenible y al mismo tiempo con un diseño fantástico. Las características sostenibles de un tejido no aumentan su coste económico», indican desde la empresa Vayoil Textil.

«La colección Ocean está elaborada con fibras de poliéster provenientes del reciclado de botellas de plástico, incorpora productos como mantas o almohadas que tienen el mismo precio que las que no están elaboradas con plásticos reciclados. Si controlas el proceso de producción e incorporas tecnología se puede innovar, ser sostenible y producir con diseño sin un coste añadido», destacan en Vayoil Textil.

¿Una producción sostenible afecta al coste?

En Carmela Martí son de la misma opinión, ya que llevan años presentando su colección de tejidos reutilizados The Right Textile con un aspecto natural, texturas suaves y frescas y motivos jacquard que han tenido gran aceptación en el mercado hotelero.

La tendencia, entre diseño y sostenibilidad, que está en boca de todos los sectores de la industria, está cada vez más presente el el sector textil.
«Que los textiles tengan un proceso de producción sostenible es un requerimiento que no afecta el coste económico», indican en Carmela Martí.

«Por este motivo hemos desarrollado nuevas colecciones que incluyen todos los productos textiles decorativos de la cama desde plaids, cojines, cubre-canapes, etc. Asimismo, hoy en día que los textiles tengan un proceso de producción sostenible es un requerimiento imprescindible que no afecta el coste económico», indican en Carmela Martí.

Por su parte, Nicolás Sanjuan de Comersan también explica que diseño y sostenibilidad «nunca están reñidos, es más, el diseño de un tejido siempre debe contemplar la sostenibilidad en su proceso de producción. Sí incrementa su coste, pero a su vez aumentan su valor. Pero lo que es más importante, es que reducen su impacto negativo en nuestro entorno».

Diseño y sostenibilidad, támdem de valor añadido

Resuinsa también considera que «disponer de un proceso productivo sostenible supone un importante valor añadido a los productos, ya que acredita una producción transparente y clara, por lo tanto, no están reñidos, sino todo lo contrario, se necesitan el uno al otro».

La tendencia, entre diseño y sostenibilidad, que está en boca de todos los sectores de la industria, está cada vez más presente el el sector textil.
Para Gancedo, diseño y sostenibilidad son compatibles y son factores que revalorizan el tejido.

Tampoco eleva el coste económico del producto pues es algo necesario que deberían de tener todas las empresas. Cada vez más, el sector apuesta por utilizar textiles respetuosos con el medio ambiente y que además tengan una RSC detrás, es decir y que en el proceso productivo se respeten las condiciones laborables de los trabajadores», matizan en Resuinsa.

Y para Gancedo tampoco están enfrentados diseño y sostenibilidad. «Ambas cosas son compatibles y, de hecho, es uno de los elementos que revaloriza el tejido y que al diseñador, hoy en día, le gusta tener en consideración. Aumenta el coste, en el sentido de que hay que tener en cuenta los certificados, las normativas, etc., que es lo que da una garantía al producto y una fiabilidad al consumidor».

¿Está el sector hotelero realmente concienciado?

Resuinsa explica que «el sector hotelero no es ajeno a la dinámica global de ir cada vez más hacia una economía circular y un servicio sostenible. La mayoría de las cadenas hoteleras tienen un sistema medioambiental y de RSC y necesitan que las empresas lo tengamos también».

Sin embargo, desde Comersan expresan «que los hoteleros no están concienciados del todo, ya que se asocia solo al uso de materiales sostenibles, pero no siempre se pone en valor el lugar donde se produce, que es un parámetro muy importante, ya que de esta manera hablamos también de economía sostenible».

La tendencia, entre diseño y sostenibilidad, que está en boca de todos los sectores de la industria, está cada vez más presente el el sector textil.
«El diseño de un tejido siempre debe contemplar la sostenibilidad en su proceso de producción», señalan desde Comersan.

En este sentido, desde Carmela Martí han notado en los últimos meses un aumento en la demanda de productos a partir de tejidos reutilizados. «Creemos que esta demanda se debe a un cambio de mentalidad no solo en las grandes cadenas», afirman.

«En éstas es cada vez es más frecuente encontrar departamentos encargados de mejorar la sostenibilidad, pero además, en establecimientos más pequeños también ha surgido esta inquietud», indican en Carmela Martí.

El control de los procesos es el futuro

Vayoil Textil incide en que «ofrecer un producto respetuoso con el medio ambiente, social y ecológico, es un factor diferenciador y una ventaja competitiva para el empresario. Nuestros clientes quieren conocer el origen de la materia prima. En el norte de Europa, el sector está muy concienciado, pero es verdad que el hotelero español cada vez reclama más estos productos.»

Por último Gancedo explica que «los empresarios hoteleros han empezado a aplicar soluciones ambientales focalizadas. En lo que a textiles se refiere, están muy limitados por la normativa vigente que les exige unos estándares en cuanto a la resistencia al fuego de las telas empleadas en sus proyectos».

La tendencia, entre diseño y sostenibilidad, que está en boca de todos los sectores de la industria, está cada vez más presente el el sector textil.
Resuinsa arriesga en I+D+i con la introducción de tecnologías emergentes y el desarrollo de textiles inteligentes que garantizan su seguimiento.

Para Comersan, Vayoil Textil, Carmela Martí y Resuinsa el futuro del sector por la sostenibilidad se enfoca hacia la trazabilidad textil, un control de los procesos de toda la producción y la logística, con textiles de mayor calidad y de menor impacto ambiental.

Carmela Martí también apuesta por el control de la trazabilidad con productos reutilizados para alargar su ciclo de vida útil. Resuinsa, además, arriesga en I+D+i con la introducción de tecnologías emergentes y el desarrollo de textiles inteligentes que garantizan su seguimiento.

Fotografías: Carmela Martí, Comersan, Gancedo, Resuinsa, Vayoil Textil.

Escribe un nuevo comentario