5 protecciones para evitar lesiones en Hostelería en verano

El verano marca el inicio de la temporada alta del sector de la Restauración y, al mismo tiempo, marca el periodo en el que los empresarios deben revisar, actualizar y formar correctamente a sus trabajadores en el uso de equipos de protección individual (EPI), para prevenir lesiones en Hostelería.

Cortes y pinchazos, abrasiones, caídas por resbalamientos, sobreexposición ocular y quemaduras solares los principales daños

ASEPAL recomienda diferentes EPI de seguridad

El verano marca el inicio de la temporada alta del sector de la Restauración y, al mismo tiempo, marca el periodo en el que los empresarios deben revisar, actualizar y formar correctamente a sus trabajadores en el uso de equipos de protección individual (EPI), para prevenir lesiones en Hostelería.

El verano marca el inicio de la temporada alta del sector de la Restauración y, al mismo tiempo, marca el periodo en el que los empresarios deben revisar, actualizar y formar correctamente a sus trabajadores en el uso de equipos de protección individual (EPI), para prevenir lesiones en Hostelería.
Cortes con cuchillos y otros elementos afilados se pueden prevenir con guantes de malla metálica.

En el ámbito profesional, la protección de los trabajadores de Hostelería suele ir destinada a evitar la materialización de los mismos peligros que nos acechan en el ámbito doméstico. Pero en verano se suman nuevos peligros que proceden del exterior, como el sol y las altas temperaturas.

El verano marca el inicio de la temporada alta del sector de la Restauración y, al mismo tiempo, marca el periodo en el que los empresarios deben revisar, actualizar y formar correctamente a sus trabajadores en el uso de equipos de protección individual (EPI), para prevenir lesiones en Hostelería.
Se recomienda el uso de las gafas de sol para la sobreexposición ocular a la radiación UV.

Por esta razón, desde ASEPAL, la Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual, dan una serie de pautas y consejos para que los trabajadores se equipen con las protecciones adecuadas para evitar las diferentes lesiones en Hostelería que se pueden producir.

5 equipos para 5 lesiones en Hostelería

  • 1.- Cortes y pinchazos: pueden producirse al cortar alimentos con cuchillos y otros elementos afilados. Su prevención se realiza mediante el uso de guantes de malla metálica (EN 1082-1).
  • 2.- Quemaduras y abrasiones: pueden ocasionarse a la hora de manipular superficies calientes, como bandejas para hornos o utensilios de cocina. Se previenen mediante el uso de guantes o manguitos que incorporan protección contra el calor (EN 407).
  • 3.- Caídas por resbalamiento: además de prevenirse mediante un mantenimiento de orden y limpieza en el lugar de trabajo, pueden producirse en gran medida mediante la utilización de calzado debidamente certificado para ofrecer resistencia al resbalamiento (EN ISO 20345, 6 o 7, según las necesidades de protección).
  • 4.- Sobreexposición ocular a la radiación UV: los efectos van desde la fotoqueratitis y la fotoconjuntivitis (inflamación de la córnea y la conjuntiva por absorción de radiación ultravioleta que suele desaparecer en unos días), hasta el desarrollo de cataratas corticales. El medio de protección más extendido es el uso de las gafas de sol que todos usamos (o deberíamos usar en nuestro día a día).
  • 5.- Quemaduras cutáneas por exposición solar: En el caso de la exposición cutánea al sol, el abanico de efectos va desde la clásica quemadura solar, pasando por el fotoenvejecimiento y la fotodermatosis, hasta ya, en última instancia, el cáncer de piel, considerado el más frecuente del mundo, ya que su incidencia se dobla cada 15 o 20 años. En el ámbito laboral, el Real Decreto 773/97, considera las cremas solares como equipo de protección individual.

Escribe un nuevo comentario