ANECPLA: “Sanidad debe autorizar los productos de plagas”

Milagros Fernández de Lezeta es Directora General de La Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) una organización de ámbito estatal que representa al sector de servicios de control de plagas español.

“Es necesaria colaboración entre administraciones a la hora de atajar este tipo de problemas o incluso de afrontar su prevención”

Milagros Fernández de Lezeta es Directora General

La Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) es una organización de ámbito estatal que representa al sector de servicios de control de plagas español. En conjunto, las empresas asociadas superan, aproximadamente, el 80% del volumen de facturación del sector.

Su Directora General, Milagros Fernández de Lezeta, habla con Proveedores Hosteltur sobre el problema que se ocasiona en el sector hostelero en épocas de altas temperaturas con la proliferación de distintos tipos de plagas, y da unas pautas para intentar evitarlas.

P.- Respecto a la hostelería y las grandes colectividades, ¿cómo se prevé el verano en cuanto a la presencia de plagas?

R.- Con el aumento de las temperaturas, el riesgo de plagas se incrementa también, especialmente de ratas, ratones, cucarachas e insectos voladores, que son los más habituales en el sector. Las primeras de ellas son especialmente peligrosas, ya que al vivir en condiciones insalubres son portadoras de una gran cantidad de enfermedades y bacterias.

Pero, sin duda, la verdadera pesadilla de los establecimientos hosteleros son las cucarachas que, en caso de no ser controladas de manera inmediata, pueden llegar a convertirse en un problema de gran envergadura que derive, incluso, en el cierre del local por parte de los servicios de salud.

Desde ANECPLA queremos insistir en que existe un peligro de salud pública asociado muy importante en muchos casos. Y, es que, cualquier tipo de plaga es un posible vector transmisor de enfermedades, además de posible causante de daños estructurales.

Si además tenemos en cuenta los posibles riesgos que existen en este sentido en los exteriores de los establecimientos hosteleros (terrazas, etc.) no hay que olvidar las plagas de mosquitos, moscas, avispas, etc., además de los riesgos por Legionella asociados a los nebulizadores.

“Ejecutar una serie de medidas de prevención pasa por eliminar fuentes de humedad y fuentes de alimentos para las plagas”.

P.- ¿Está percibiendo ANECPLA algún repunte (o descenso) en la contratación de servicios de sus empresas por parte de establecimientos hosteleros?

R.- Ya estamos en la temporada de máxima intensidad para las empresas de sanidad ambiental, ya que, como decíamos antes, las altas temperaturas propias del verano favorecen la proliferación de plagas. Para hacer frente a esta problemática dentro del sector hostelero, sin duda la mejor de las soluciones es la prevención.

Y, es que, además estamos comprobando día a día cómo los clientes de este tipo de establecimientos hosteleros son cada vez más exigentes, motivo por el cual cada vez más hosteleros contratan los servicios de empresas de sanidad ambiental a fin de que implementen en sus locales planes de gestión de plagas.

Implementando medidas de prevención evitaremos intoxicaciones, con todo lo que esto implica. Pero además minimizaremos los costes, ya que no es lo mismo actuar frente a una plaga (lo cual puede conllevar el cierre del local para llevar a cabo las medidas de control), que realizar labores de mantenimiento cuando la situación está estabilizada.

P.- Respecto a la pregunta anterior, ¿se percibe una mayor incidencia en unas zonas turísticas que en otras?

R.- Depende de cada zona, las especies más frecuentes varían. Del mismo modo que están son distintas dependiendo de si hablamos de exteriores o interiores. Por ejemplo, en exterior, una de las plagas que más preocupa al sector de la sanidad ambiental y al de la salud pública en general es la del mosquito tigre.

Esta especie se localiza especialmente en la zona de Levante, si bien ya ha llegado a colonizar 15 provincias españolas. Además, y por si fuera poco, se ha demostrado que su reacción a los biocidas es diferente según la zona donde estos se apliquen; y, además, la especie ha generado cierta resistencia a las mismas.

Pero si, por el contrario, nos referimos a los riesgos de plagas en interiores, los más frecuentes son los relativos a cucarachas que, en zonas húmedas y con unas temperaturas más elevadas son los que tienen un mayor peligro de proliferación.

“Hay corregir las deficiencias estructurales en los establecimientos que permitan la entrada de plagas”.

P.- ANECPLA ha alertado de un incremento de cucarachas este verano a causa de la climatología del pasado invierno y de la primavera. ¿cómo lo percibirán los establecimientos hosteleros?

R.- Los establecimientos hosteleros ofrecen, por sus características específicas, un cobijo óptimo en muchas ocasiones a esta especie. Las cucarachas, para subsistir e invadir una zona y sus proximidades, necesitan fundamentalmente agua, alimento y una adecuada temperatura.

Para poner a punto los establecimientos hosteleros, ANECPLA recomienda realizar una labor de mantenimiento en colaboración con una empresa del sector y, por supuesto, ejecutar una serie de medidas de prevención que, en el caso de las cucarachas, pasan por eliminar fuentes de humedad y fuentes de alimentos para las plagas.

También es muy importante mantener una ventilación adecuada para eliminar olores y temperatura no excesiva; limpiar periódicamente cualquier posible fuente de anidamiento; y corregir las deficiencias estructurales en los establecimientos que permitan la entrada de estas plagas, como sellar grietas, supervisar las instalaciones de gas y agua, revisar los desagües, arquetas, etc.

“Existe una correlación directa entre el aumento de la actividad humana, por la multiplicación de residuos, y el incremento de especies susceptibles de convertirse en plagas, como las ratas”.

P.- ¿Cómo valora el papel preventivo de las administraciones públicas en lo que se refiere a plagas en zonas turísticas?

R.- En los últimos tiempos, las administraciones públicas se han ido decantando por servicios de gestión de plagas que no implican el uso exclusivo de productos químicos. Se trata, por ejemplo, de las trampas lumínicas para la captura de insectos voladores; los tratamientos con frío o calor; y un largo etcétera, que garantizan un resultado satisfactorio a más largo plazo.

Para ello, es necesaria colaboración entre administraciones de distintas localidades o provincias a la hora de atajar este tipo de problemas o incluso de afrontar su prevención.

Algunos de los aspectos que desde la Asociación instamos a las administraciones públicas a comprobar, a la hora de contratar un servicio de gestión de plagas, es que la empresa en cuestión está inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas; que su personal técnico está capacitado a través de carnés y/o certificados de profesionalidad.

Y además, que los productos para plagas, que se empleen en los tratamientos o acciones, deben estar registrados y autorizados por el Ministerio de Sanidad y que apliquen los procedimientos de la Gestión Integral de Plagas.

P.- España lleva unos años recibiendo ingentes cantidades de turistas, y este año volverán a repetirse esas cifras. ¿Qué resonancia tiene esta circunstancia en materia de plagas?

R.- Por supuesto, existe una correlación directa entre el aumento de la actividad humana, debido a la multiplicación de residuos, y el incremento de especies susceptibles de convertirse en plagas, tales como las cucarachas, las ratas, los ratones, etc.

Además, el movimiento y traslado de personas y vehículos está comprobado que favorece igualmente tanto la entrada como la dispersión de determinadas especies plaga como el mosquito tigre u otras nuevas especies.

Medidas que previenen plagas

  • Garantía de inocuidad de los alimentos.
  • Exigir a los proveedores garantías de que las mercancías están exentas de especies susceptibles de generar plagas.
  • Realizar una correcta gestión de residuos.
  • Exigir a las administraciones competentes, llegado el caso, un adecuado control del alcantarillado a fin de evitar la entrada de roedores.
  • Bloquear los posibles accesos tales como los huecos debajo de las puertas, grietas u oquedades.
  • Extremar también las precauciones para evitar la entrada de cucarachas, moscas y otros insectos.

Escribe un nuevo comentario