Baleares, pionera en legislar sobre plásticos de un solo uso

Ley Baleares sobre los plásticos de un solo uso

Parlamento Balear aprueba la Ley de residuos y suelos contaminados, para asegurar el mantenimiento y la sosteniblidad en las islas

Este material desechable estará prohibido a partir de 2021

La lucha contra los plásticos de un solo uso continúa siendo uno de los grandes problemas en cuestiones de sostenibilidad, a nivel nacional. De este modo, tanto el sector hotelero como el de restauración se mantienen firme en el esfuerzo para solucionar, en la medida de sus posibilidades, esta problemática medioambiental.

En este sentido, Baleares es la zona de la geografía española pionera en aprobar la Ley de residuos y suelos contaminados, para asegurar el mantenimiento del medio ambiente y la sostenibilidad en un territorio tan frágil como estas islas.

De esta forma, el Parlamento Balear ha aprobado esta semana la citada ley, siendo la primera Comunidad dotada de un instrumento legislativo de este tipo. Se trata de una norma pionera y que va en la línea que se acordó el pasado 18 de enero por los 28 Estados miembros en material de gestión de residuos.

Baleares aprueba la primera ley para la gestión residuos y suelos contaminados. El principal objetivo es la reducción de los plásticos de un solo uso.
En 2021 los municipios tienen que haber llegado al 50% de reciclaje en materiales como metales, papel, pástico, vidrio y biorresiduos. 

Esta ley, para paliar la gestión de residuos, dará un margen de dos años a todas las partes implicadas para su proceso de adaptación. Sin embargo, hay que destacar que algunos de los agentes comprometidos como cadenas hoteleras, hostelería, etc. ya están actuando con diversas medidas en la línea que marca la ley aprobada.

Una ley de gestión para los plásticos de un solo uso

Entre otros, la reducción de los plásticos de un solo uso es uno de los principales retos a conseguir. Así mismo, a partir de 2021, no se permitirá la comercialización de bolsas de plástico de un solo uso. Por otro lado, las anillas de latas y botellas de bebidas solo podrán ser biodegradables.

Ley Baleares sobre los plásticos de un solo uso
Además, las cápsulas desechables de café, infusiones, caldos y otros productos empleados en cafeteras tendrán que fabricarse con materiales compostables.

Por su parte, entre algunos de los agentes que pueden encontrarse en hoteles y restaurantes como bandejas de alimentos, vasos, cubiertos, pajitas para bebidas, bastoncillos de aseo, palillos para caramelos y otros aperitivos y los platos de plástico de un solo uso solamente podrán comercializarse si son compostables.

Además, las cápsulas desechables de café, infusiones, caldos y otros productos empleados en cafeteras tendrán que fabricarse con materiales compostables o tener características de composición que garanticen que se pueden reciclar fácilmente, cayendo toda la responsabilidad en el productor.

Agua no envasada y gratis en Hostelería

También se promoverá la instalación de fuentes de agua potable o el suministro en envases reutilizables, como ya está sucediendo en algunas cadenas hoteleras. Sin embargo, la Ley también controlará que la Hostelería ofrezca a los clientes la posibilidad de consumir, de forma gratuita, agua no envasada apta para su consumo.

Ley Baleares sobre los plásticos de un solo uso
La nueva Ley también controlará que la Hostelería ofrezca a los clientes la posibilidad de consumir, de forma gratuita, agua no envasada apta para su consumo.

Otro de los objetivos de esta nueva ley es la regulación del uso de toallitas húmedas que deberán de informar sobre los nocivos daños medioambientales que provocan, así como, la prevención de los residuos en las playas, y medidas para reducir el desperdicio alimentos con un claro objetivo: conseguir que en 2030 merme a la mitad que el producido en 2020.

En cuestión de reciclaje también se marcan diferentes metas. Por ejemplo, en 2021 los municipios tienen que haber llegado al 50% de reciclaje en materiales como metales, papel, plástico, vidrio y biorresiduos. Así, se determina que en 2030 esta cifra tiene que alcanzar el 65%, y con referencia a los envases al 75%.

Para finalizar, hay que destacar que, una vez que entre en vigor la normativa, quedará prohibida la importación de residuos en plantas públicas de las Islas Baleares, y no se podrá proceder a la incineración ni al vertido de ningún tipo de residuos sin que antes no haya recibido un pretratamiento.

Escribe un nuevo comentario