Biometría en empresas, el registro de jornada laboral la dispara

Ante la normativa que entra en vigor el 12 de mayo los sistemas mediante huella dactilar son de las opciones más elegidas

Aporta comodidad y seguridad para negocios y empleados

Con motivo de la entrada en vigor el próximo 12 de mayo de la normativa que contempla el registro obligatorio de la jornada laboral, también conocida como la ‘ley del fichaje’, la implementación de la biometría para el control de presencia de las personas se ha disparado por la comodidad y seguridad que aporta tanto a las empresas como a los empleados.

A pesar de que la biometría se le relaciona con la seguridad del control de accesos, ahora, esta herramienta de gestión se convierte en una opción interesante para favorecer la productividad y el rendimiento de la plantilla, para poder calcular ratios de personal, gestionar horarios, altas y bajas de los trabajadores y calendarios laborales.

Por este motivo, son muchas las empresas, pequeñas, medianas o grandes, que se están decantado por la instalación de sistemas biométricos ya que es uno de los métodos que mejor se adapta a las nuevas exigencias del Real Decreto-ley 8/2019, para negocios, como por ejemplo, del Canal Horeca en los que las jornadas son variables, según el cuadrante de horarios del personal.

La biometría evita la suplantación de identidad

«La Biometría es la única llave que no se puede falsificar, copiar o perder, además de mejorar la gestión de personal, -añade- ofrece máxima fiabilidad y permite automatizar el cumplimiento de la nueva obligación, evitando errores y sanciones», ha comentado Nuño Azcona, director general de B+Safe, compañía especializada en soluciones de seguridad.

Son muchas las empresas que se están decantado por lectores de gestión de presencia.

En este sentido, la biometría se asocia individualmente, como no sucede con el empleo de tarjetas, contraseñas, etc., lo que hace que sea imposible la suplantación de la identidad de cada trabajador.

De este modo, garantiza con precisión mediante sistemas asociados a un programa de gestión, el registro tanto de la hora de entrada como de salida del empleado, así como las pausas que haga, programadas o imprevistas, las horas extraordinarias y la realización de un informe mensual fiable del total de las horas trabajadas.

Desde B+Safe ofrecen este tipo de sistemas biométricos con dos soluciones, según las necesidades. Por un lado, lectores para el control de acceso y por otra parte, lectores para la gestión de presencia/fichaje, y ambas además, pueden ser complementarias.

Por su parte, el más común de estos lectores es el sistema con lector de huella dactilar y el Optima ID de B+Safe, con una lente fiable y un software de fácil uso adaptado a cada sector.

Escribe un nuevo comentario