8 propiedades significativas que aporta el ozono

El ozono es un potente desinfectante y antiséptico de altas cualidades efectivas para ámbitos como el hotelero y restaurantes para desinfectar espacios.

Es un desinfectante y antiséptico con un alto nivel de eficiencia que actúa como bactericida, viricida y funguicida para destruir bacterias

Entre las más destacadas, su efecto microbicida

Las propiedades del ozono se llevan demostrando desde que se sometieron a estudio a finales del siglo XIX, y que durante todo este largo recorrido se ha ido demostrando que es un potente desinfectante y antiséptico con altas cualidades efectivas, como afirma Necen, empresa especializada en este ámbito.

En este sentido, en locales como hoteles y restaurantes, el ozono puede suponer una medida que está cobrando un lugar destacado para la eliminación de malos olores y la desinfección de espacios y se propone como un gran colaborador para controlar olores, bacterias y mantener el aire limpio de un local.

Necen, especializada en la fabricación de ozonizadores (generadores de ozono), desarrolla sistemas para lograr mantener las zonas libres de malos olores y conseguir el ambiente más adecuado y agradable en restaurantes y hoteles.

La empresa informa que, a medida que se han ido estudiando las propiedades del ozono, su uso se ha ido extendiendo en diversos entornos y aplicándose en muchos ámbitos en los que el tratamiento ambiental del aire o la depuración y purificación son muy importantes, como bien pueden ser establecimientos hoteleros y sus habitaciones.

Por su parte, como desinfectante y antiséptico el ozono cobra especial relevancia por ser muy eficaz como bactericida, viricida y funguicida, para destruir con gran rapidez todo tipo de bacterias en lugares públicos con gran afluencia de personas y un continuado uso.

Características destacadas del ozono 

  • 1.- Acción microbicida: la propiedad más importante por la que es más utilizado, ya que invisibles seres vivos permanecen sobre todo tipo de superficies, en el aire, en partículas de polvo, etc. que pueden ser causantes de enfermedades contagiosas. El ozono, en estos casos, actúa con gran rapidez como microbicida y antiséptico.
  • 2.- Efecto bactericida: este impacto hace que actúa como agente bactericida capaz de matar a las bacterias, frente a un efecto bacteriostático que no llega a matarlas, pero si evita que se reproduzcan, frenando el crecimiento de sus poblaciones.
  • 3.- Como viricida: a diferencia de las bacterias, los virus son nocivos y provocan enfermedades comunes, como informan desde Necen. El ozono actúa sobre ellos oxidando las proteínas de su envoltura para que el virus no pueda reproducirse y muera.
  • 4.- Efecto funguicida: ciertos hongos también son causantes de provocar enfermedades, otros alteraciones en los alimentos (moho), en este aspecto el ozono eliminará estas formas patógenas cuyas esporas están en todo tipo de ambientes mediante la ozononización.
  • 5.- Acción esporicida: las esporas son típicas de bacterias que producen enfermedades más graves ya que su tipo de mecanismo de resistencia hace muy complicado luchar contra ellas. El ozono las elimina radicalmente en los medios donde sobreviven.
  • 6.- Eliminación de ácaros: habitan por millares en colchones y almohadas ya que se alimentan básicamente de los restos de piel humana y de escamas. Los ácaros muertos y sus excrementos suelen producir alergias, asma o rinitis. Con tratamientos de choque basados en el ozono en estos y otros lugares donde puedan proliferar los ácaros ayuda a combatirlos.
  • 7.- Actuación desodorante: se consigue la eliminación de olores desagradables ya que ataca directamente sobre la causo que los produce sin tener que añadir ninguna sustancia química, algo muy valorado en el sector hotelero y hostelero.

Escribe un nuevo comentario