Tendencia: el estilo hygge también llega a las vajillas

El estilo hygge es una filosofía procedente de Dinamarca cuyos valores principales recaen en disfrutar de los espacios y los detalles.

Se configuran piezas que transmiten frescura con adornos que hacen que la presentación en la mesa emane un carácter rústico y artesano

Su diseño se basa en la filosofía danesa del bienestar

El estilo hygge es una filosofía procedente de Dinamarca cuyos valores principales recaen en disfrutar de los espacios y los detalles y hacerlos lo más confortables posibles, especialmente en invierno, y que contribuyan a obtener el mayor bienestar para cuerpo y mente.

En este sentido, la integración de este estilo de vida danés se está incorporando a diversos elementos que componen una especial atención por los detalles, como puede ser el diseño de las vajillas, con la búsqueda de materiales naturales con matices artesanales y sin demasiados tratamientos que eviten ocultar la esencia original de la cerámica.

Un ejemplo de ello, es la empresa de porcelanas Schönwald que descubre el diseño ‘Slow Hygge Style’, recreando este estilo de vida danés en las formas de sus vajillas.

El estilo hygge es una filosofía procedente de Dinamarca cuyos valores principales recaen en disfrutar de los espacios y los detalles.
La empresa de porcelanas Schönwald descubre el diseño ‘Slow Hygge Style’, recreando este estilo de vida danés.

De este modo, las piezas, de diferentes tamaños, se conforman con notas de color azuladas y blancas que inspiran frescura. Mientras que, los adornos que las visten hacen que la presentación en la mesa transmita una personalidad cómoda, rústica y artesana.

Además, sus líneas ligeras y los tonos empleados hacen que cada una de las piezas se complemente y se puedan presentar mezcladas, sin alteraciones. Así, platos coupé o alas, cuencos y vasos, artículos monocromáticos con otros decorados, e irregulares subrayan una naturalidad rural destacable.

Escribe un nuevo comentario