El hotel del futuro apuesta por la tecnología inclusiva

La tecnología inclusiva es la apuesta de las empresas para mejorar la experiencia hotelera de las personas con algún tipo de discapacidad cobra fuerza.

Crear instalaciones que faciliten y mejoren la experiencia de huéspedes con discapacidades es parte del ADN de nuevas soluciones

La accesibilidad ya forma parte de la RSC de un hotel

El mercado de las empresas proveedoras con productos para facilitar y mejorar la experiencia hotelera de las personas con algún tipo de discapacidad gana cada vez más fuerza. Eso sí, este tipo de tecnología inclusiva forma parte del ADN de cada una de estas soluciones, siendo Fiturtech una gran plataforma de promoción y comunicación.

«La accesibilidad en los hoteles ya no es solo una obligación en parte de las instalaciones. También se ha interiorizado como parte de responsabilidad social y compromiso», opina Carlos Domínguez, responsable de Nuevas Tecnologías y Operaciones Hoteleras del ITH y responsable, además, de #techYhotel, dentro de Fiturtech.

En este sentido, considera que las habitaciones accesibles ya no son como las de antes, las cuales resultaban «poco acogedoras». Y una de las principales influencias que ha acabado con esa idea hay que buscarla en la tecnología inclusiva porque «su aportación viene a paliar alguna de las barreras que hasta ahora no permitían ciertas comodidades», añade.

En Fiturtech cada año se presenta contenido de innovación y conocimiento en tecnología para hoteles.

Entre algunos ejemplos destacan que las puertas son más anchas pero son idénticas a las tradicionales en cuanto a su diseño, con la cerradura posiblemente más baja con el fin de poder acceder desde una silla de ruedas.

Incluso, en algunos casos, explica Domínguez, al acercar el smartphone, la puerta está mecanizada y se abre durante el tiempo suficiente para que permita entrar en la habitación con la silla.

Soluciones top en tecnología inclusiva

Por ejemplo, en la última edición del Salón FITUR y como viene siendo habitual en las últimas ediciones, se expone Fiturtech, un espacio de 2.000 metros cuadrados donde se presenta contenido de innovación y conocimiento en tecnología para hoteles.

El mercado de empresas proveedoras con productos para mejorar la experiencia hotelera de las personas con algún tipo de discapacidad cobra fuerza.
Las soluciones de Altran se basan en la tecnología háptica para la discapacidad visual.

Y entre las tecnologías que se mostraron fue el asistente de voz conectado con la domótica de la habitación y con el hotel. De manera que el huésped «puede encender y apagar luces, activar la televisión, solicitar reservas de taxis o servicios del hotel, activar la alarma del despertador, etc. solo dando instrucciones de voz», narra Domínguez.

Otra propuesta que se mostró, vinculada a los sensores es que pueda existir un dispositivo en el baño que detecte si una persona se ha caído, «ya que recoge el sonido desde una altura en la que es imposible estar de pie» y automáticamente lance una alerta al personal del hotel que esté más cercano para que acuda sin necesidad de que soliciten ayuda.

Gran parte de estas soluciones ya las están utilizando cadenas hoteleras como Ilunion, declara el responsable de Nuevas Tecnologías y Operaciones Hoteleras del ITH, que «como todo el mundo sabe, es una empresa vinculada directamente con la accesibilidad».

Ya existen empresas que desarrollan tecnología inclusiva, como Altran que aportan soluciones a través de la tecnología háptica, es decir, basada en la detección e interactuación sensorial a través del tacto.

Mostrado también en FiturtechY, este dispositivo permite que poniendo la palma de la mano extendida a una altura de unos 10 cm sobre el mismo, el usuario detecta letras en Braille a través de infrarrojos. Y con ello, las personas con discapacidad visual pueden acceder a la reserva de servicios o a instrucciones domóticas.

Alertas luminosas para sordos

Si nos centramos en personas sordas o con pérdida auditiva, Visualfy es una start-up dedicada a crear tecnología para empresas comprometidas con la accesibilidad de sus productos y servicios. Tras la comercialización de su primer dispositivo Visualfy Home, han lanzado Visualfy fo Hospitality.

La tecnología háptica se basa en la detección e interactuación sensorial a través del tacto.

Esta solución enfocada a hoteles es una combinación de hardware y herramientas de comunicación que, instalado en las habitaciones que lo precisen, convertirá en alertas luminosas los diferentes avisos sonoros que se producen gracias a su algoritmo de reconocimiento de sonidos.

Escuchar la alarma de incendios, el teléfono, saber si llaman a la puerta o que su bebé esté llorando deja de ser una preocupación para el huésped.

Manel Alcaide, CEO de Visualfy, explica que en España, a los hoteles que lo instalan «les aporta un valor diferencial, sobre todo con visitantes extranjeros que provienen de países donde la accesibilidad a personas con pérdida auditiva está más extendida».

Visualfy, que ha sido reconocida como Best for the World por su impacto social por la organización internacional Bcorp, está formada por personas sordas y oyentes entendiendo que «no se puede crear tecnología para la discapacidad sin personas con discapacidad en los equipos».

Para Manel Alcaide, el llamado ‘hotel del futuro’ es aquel en el que las personas con discapacidad «tengan la misma experiencia que una persona oyente, dado que pagan por el servicio igual que los demás».

Y añade: «Imaginamos un hotel en el que tecnología, sensibilización y comunicación van de la mano para incluirnos a todos. Donde las ayudas técnicas son usables, bonitas y no estigmatizan»

Escribe un nuevo comentario