Logo olfativo: un aroma exclusivo para cada hotel

En la actualidad, el marketing olfativo es una clara inversión para las espacios como hoteles, por esta razón, empresas como Aromas de Ibiza proponen soluciones creativas para rentabilizar dicha inversión, generando un logo olfativo.

Empresas como Aromas de Ibiza diseñan con un breafing analítico un perfume específico para crear la marca de un establecimiento

El huésped relaciona el olor con el establecimiento

En la actualidad, el marketing olfativo es una clara inversión para las espacios como hoteles, por ello, empresas como Aromas de Ibiza proponen soluciones creativas para rentabilizar dicha inversión, generando un logo olfativo.

Partiendo de la base que el olfato es el sentido menos explotado dentro del mercado publicitario a pesar de su gran potencial. La seducción en negocios a través de los perfumes está siendo cada vez más utilizada.

Se trata de una estrategia que consiste en relacionar un concepto o producto con un olor específico de manera que el consumidor lo recuerde al percibir la fragancia.

En la actualidad, el marketing olfativo es una clara inversión para las espacios como hoteles, por esta razón, empresas como Aromas de Ibiza proponen soluciones creativas para rentabilizar dicha inversión, generando un logo olfativo.
El logo olfativo convierte el aroma de un establecimiento en una marca, además de un producto físico disponible para su venta, por ejemplo en forma de mikados.

Por esta razón, las empresas quieren oler a ellas mismas y de la misma manera que poseen un logotipo físico, también quieren su logo olfativo, el olor que las hará únicas y las diferenciará del resto.

El logo olfativo se dirige, entre algunas de las opciones, a convertir el aroma de un establecimiento en una marca, además de un producto físico disponible para su venta a la clientela, por ejemplo en forma de mikados.

Breafing analítico para un logo que se huela

Miguel Carroza García Director de Operaciones de Aromas de Ibiza, explica a Proveedores Hosteltur sobre el significado de ‘logo olfativo’ que, “nosotros primero diseñamos mediante un breafing analítico, el cliente está receptivo y quiere un logo que se huela“.

En la actualidad, el marketing olfativo es una clara inversión para las espacios como hoteles, por esta razón, empresas como Aromas de Ibiza proponen soluciones creativas para rentabilizar dicha inversión, generando un logo olfativo.
Para el diseño del logo olfativo hace un briefing analítico con todo lo que se pretende transmitir a través del olor.

Para la creación de este logo olfativo, Carroza García explica que, “desde nuestra empresa recopilamos todo lo referente a la información del hotel, público al que va dirigido, sensaciones que se quieren transmitir, imagen, etc. Y con todo esto, lo que se pretende transmitir olfativamente, el logo existente hacia dónde lo quieres llevar y con esa imagen transmitirlo a través de un olor.”

En este sentido desde Aromas de Ibiza recalcan que gracias al briefing analítico con preguntas a veces inverosímiles que le preguntan al cliente, quien a veces se sorprende, porque hace falta conocer muchos puntos, hasta que se llega a presentar de tres hasta seis muestras olfativas.

De este muestrario del cual, a día de hoy, después de 10 años contemplan unos 15 logos olfativos los cuales no se pueden vender a ningún cliente más, ya que tienen un contrato de exclusividad firmado con ellos. Si escogen un aroma ése será su aroma y no lo tendrá nadie más.

El logo olfativo, consumismo emocional

Es una realidad que el marketing olfativo pretende transmitir una experiencia diferente y agradable al consumidor debido a los diferentes estímulos que provocan y las emociones que transmiten

En la actualidad, el marketing olfativo es una clara inversión para las espacios como hoteles, por esta razón, empresas como Aromas de Ibiza proponen soluciones creativas para rentabilizar dicha inversión, generando un logo olfativo.
El consumismo emocional incide mucho en la clientela de un hotel, tanto para volver como para llevarse ése olor a casa.

Esto se traduce en un consumismo emocional que incide mucho en la clientela de un hotel, tanto para volver como para llevarse ése olor a casa que le traerá recuerdos de su estancia en él.

En este sentido, el Director de Operaciones de Aromas de Ibiza destaca que, “empezamos a hacer mercados y hacer opciones distintas a las máquinas porque la gente termina pidiendo llevarse el olor a casa. Al no tener cómo, nosotros le damos también la posibilidad de personalizar su imagen y su marca poder venderla y así revertir esa inversión que hace mensualmente en el aroma”.

Solicitar el aroma deseado también es una opción

Por otro lado, se puede dar la circunstancia que el cliente tenga claro el olor concreto que desea para su establecimiento. En este caso, una marca tan conocida como Hard Rock Hotel contactó con Aromas de Ibiza para crear su logo olfativo, solicitando un aroma que tenían muy claro.

En la actualidad, el marketing olfativo es una clara inversión para las espacios como hoteles, por esta razón, empresas como Aromas de Ibiza proponen soluciones creativas para rentabilizar dicha inversión, generando un logo olfativo.
Hard Rock Hotel contactó con Aromas de Ibiza para crear su logo olfativo, solicitando un aroma que tenían muy claro basado en el esparto y en el lemongrass

Querían aromatizar sus establecimientos con una fragancia que oliera al esparto, que era con lo que trabajaban los indios en su momento en las reservas, y de este modo comenta Miguel Carroza, “se nos impuso un logo olfativo, que nosotros posteriormente desarrollamos, pero fue el cliente quien solicitó el aroma, con lemongrass y esparto, ya que tenían muy claro lo que querían”.

Sistemas diseñados para el sector hotelero

También cabe destacar los métodos empleados para dispersar el aroma en el establecimiento. Desde Aromas de Ibiza trabajan con sistemas de nebulización. La propia empresa crea y diseña sus propias máquinas para el sector hotelero, y además, cuentan con laboratorios y equipos de perfumistas.

“Nosotros no vendemos máquinas si no que damos el servicio de aromatización al hotel. Las máquinas se quedan en depósito si se estropean las cambiamos sin coste alguno ni variable para el cliente cosa que es muy interesante para el hotelero ya que no tiene que hacer un desembolso en máquinas”, concluye Miguel Carroza.

Escribe un nuevo comentario