Robot: “El big data controla el consumo de energía del hotel”

El CEO de Robot, Bernat Bonnín, explica cómo utilizan sus sistemas de control de elaboración propia para controlar el consumo energético de un hotel.

Su solución integral: diseño y fabricación de productos de automatización de edificios, instalación, puesta en marcha y mantenimiento

Bernat Bonnín es fundador y CEO

La compañía tecnológica Robot, fundada en Mallorca a principios de los años ’80, está especializada en dar asistencia a la hostelería, entre otros sectores. Desde entonces, ha participado en más de 600 proyectos, instalando sus sistemas de automatización en hoteles, edificios públicos, hospitales, etc.

Su fundador y CEO, Bernat Bonnín, será uno de los participantes en el debate sobre Rehabilitación Hotelera que tendrá lugar durante los Encuentros Proveedores Hosteltur Baleares 2018, en Palma de Mallorca, concretamente, durante la segunda jornada, el miércoles 21 de noviembre.

Cabe recordar que, a principios de este mismo año, Robot se incorporó al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con el nombre del valor ‘Robot (RBT)’y, a finales de septiembre, pasó a formar parte del Ibex MAB 15.

P.- Actualmente, ¿qué puede aportar la última tecnología al funcionamiento cotidiano de un edificio como un hotel, hospital, geriátrico…?

R.- La tecnología está avanzando muchísimo desde que en los años ’90 se empezó con los sistemas de automatización de edificios y, actualmente, lo que hacemos nosotros con nuestra propia tecnología, es el control de toda la maquinaria, de toda la producción de frío, calor, alumbrado…

Y, en general, somos capaces de controlar cualquier cosa que consuma energía en el edificio y, además, de una forma eficiente, haciendo que consuma lo mínimo posible para conseguir en confort deseado.

 P.- Entre los valores de la inmótica aplicada a la hostelería, ¿se puede citar que contribuye al Big Data y a la eficiencia energética? 

R.- La eficiencia energética es nuestro ADN. Nosotros empezamos en 1983, precisamente para hacer que los hoteles fueran más eficientes debido a la crisis petrolera de los años setenta. La OPEP redujo la producción de petróleo de 6 millones de barriles a 1,5, por lo que los precios se dispararon. En ese contexto histórico se creó Robot, con el objetivo de ahorrar energía en los hoteles.

A partir de aquí, la tecnología ha ido evolucionando, ahora se hace mucha gestión de big data porque tenemos internet como soporte, que en los 80 esto no existía. Y, ahora se hace un uso intensivo de la información para mejorar el rendimiento, las aplicaciones… En general, para cualquier cosa que se haga en un edificio.

P.- ¿Qué tipo de dispositivos de fabricación propia oferta Robot?, ¿complementa sus sistemas de control con otros ajenos para optimizarlos?

R.- Desde nuestro nacimiento nosotros hemos venido fabricando siempre nuestros propios dispositivos. En nuestro ADN está el ser fabricantes, aunque la empresa es un 50% fábrica y producto, y un 50% servicio (instalación, mantenimiento, puesta en marcha, etc.). Es decir, tenemos un “llaves en mano” completo.

Todos estos dispositivos, tanto en hardware como en software, son diseñados y fabricados por Robot; salvo algún tipo de sensor, como pueden ser los sensores de presión en salas de máquinas o los sensores de nivel. Si fabricamos, por ejemplo, los sensores de temperatura, que son mucho más numerosos. Básicamente, nos basamos en producto fabricado por nosotros.

Bernat Bonnín ha participado desde sus inicios en la evolución de Robot como compañía tecnológica que apoya a la hotelería.

Sobre los sistemas de control, actuamos sobre maquinaria que generalmente no montamos nosotros. Esto parte de un proyecto de ingeniería donde hay instalaciones de maquinaria: producción de frío, producción de calor, bombas de calor, enfriadoras o cualquier elemento mecánico o eléctrico que se necesita en la instalación.

Y, a partir de ahí, nosotros hacemos la actuación sobre estos elementos, de manera que siempre hay una interacción entre ellos.

Por ejemplo, actualmente las enfriadoras grandes, sea de la marca que sean, normalmente llevan ya un protocolo de comunicación. Es decir, que podemos comunicar con la máquina para que ésta nos dé información acerca de su capacidad, su producción de frío, temperaturas de entrada y retorno.

O bien, de salida y retorno, presión de aspiración, presión de descarga, temperaturas en los condensadores, consumo eléctrico, etc. Nos dan muchísima información que nosotros recogemos mediante un bus de comunicación.

Lo que sí hacemos es adaptar nuestros equipos a los buses de comunicación que están usando tanto a nivel industrial como residencial, para poder interaccionar con esta maquinaria.

P.- ¿Con qué clientes hosteleros ha trabajado o trabaja habitualmente Robot? ¿Cuál es la experiencia de la compañía al respecto?

R.- Al haberse creado la empresa en Mallorca y ser la primera industria de Baleares, obviamente el mayor número de clientes se concentra en el sector hotelero. Además, cuando las cadenas hoteleras mallorquinas se implantaron en el Caribe durante los años 90, contaron con nuestro trabajo, y eso nos permitió expandirnos internacionalmente con ellas.

Son clientes de Robot las grandes cadenas hoteleras como: Meliá, Barceló, Riu, Iberostar, Palladium, Viva Hotels… Cualquier cadena de aquí de Mallorca. Llevamos tantos años que en algún momento hemos intervenido en alguno de sus hoteles.

Y, también, hemos trabajado para cadenas internacionales como Hyatt, Hilton o Hard Rock, uno en Tenerife y otro en Ibiza.

P.- Recientemente, Robot ha solicitado una patente sobre un sistema que permite a sus dispositivos trabajar tanto con el protocolo KNX como BACnet. ¿Qué aporta esta innovación a los usuarios de sus servicios?

R.- Efectivamente nosotros hace unos meses presentamos tres patentes a nivel mundial, para el nuevo sistema de Robot, un protocolo llamado Multilink, que nos permite crecer en cuanto a mercado: podemos ir a mercados donde prioritariamente se especifica un bus de comunicación con un estándar europeo, como puede ser KNX, o con un bus estándar americano, como puede ser BACnet. O, incluso, otros que puedan venir en el futuro.

Y, eso nos permite que con el mismo producto, solamente cambiando el módulo de comunicación, que ha pasado a ser independiente, podamos comunicar de una manera muy sencilla el producto con cualquier bus de campo que pueda haber ahora o en el futuro.

La llegada de Robot al MaB en 2018

La incorporación de Robot al Mercado Alternativo Bursátil (MaB), que tuvo lugar a finales de febrero, representa para Bernat Bonnín tanto el cumplimiento de un objetivo, “que era captación de capital, derivada de nuestra inquietud por crecer”, como un paso adelante en el plan de expansión que tenía previsto la compañía.

Y por otro lado, “la publicidad y difusión que se la ha dado a nuestra marca, que al ser baleares un mercado más pequeño y no haber otras empresas en el MaB, hemos sido pioneros en este aspecto; dándonos muchísima difusión en medios, hemos salido en primeras páginas de periódicos, de revistas, en entrevistas, en radio, televisión… y nos ha dado un conocimiento y posicionamiento de marca con la que no contábamos”, remarca el CEO de Robot.

Imágenes: © Albert Bravo Fotografia.

Escribe un nuevo comentario