Roth e ITH trabajan juntos por el ahorro de agua en hoteles

Roth se une al ITH para mejorar la calidad ambiental en gestión de aguas residuales en hoteles, un acuerdo que reforzará la sostenibilidad hotelera.

Se promoverá la sostenibilidad en el sector hotelero con una clave base como es la reducción y la reutilización de los recursos hídricos

Ambas entidades han firmado un acuerdo

Roth se ha sumado a la cartera de socios del Instituto Tecnológico Hotelero, ITH, con el objetivo de mejorar la calidad ambiental en el tratamiento de aguas residuales en el sector hotelero. En este sentido, se trata de un acuerdo que permitirá el desarrollo en la concienciación sostenible en los hoteles.

Además, la unión de Roth con el ITH posibilitará la instalación de sistemas de tratamientos de agua en los hoteles, así como, desarrollar sistemas de reutilización de aguas grises que generan notables ahorros en la factura del agua.

La intencionalidad de esta unión del ITH y Roth es la promoción de la sostenibilidad en el sector hotelero, con una clave base como es la reducción y la reutilización de los recursos hídricos.

Roth se une al ITH para mejorar la calidad ambiental en gestión de aguas residuales en hoteles, un acuerdo que reforzará la sostenibilidad hotelera.
La unión del ITH y Roth promoverá la sostenibilidad en el sector hotelero, con la reducción y la reutilización de los recursos hídricos.

Por su parte, Roth ofrece un servicio integral en el campo del tratamiento del agua, con asesoramiento técnico, dimensionado, fabricación y puesta en marcha de las estaciones depuradoras y equipos de reutilización de aguas grises.

Roth en línea con la sostenibilidad hotelera

Estos sistemas de la compañía están encaminados en la búsqueda de soluciones eficientes, económicas y seguras para la depuración de aguas residuales vertidas en estancias hoteleras, con tecnologías en sus instalaciones que se mantienen en la línea de las legislaciones nacionales y particularidades locales.

Las soluciones ambientalmente sostenibles de Roth en el campo de la construcción, permiten reutilizar las aguas grises que proceden de duchas, bañeras y piscinas para poderla emplear en el riego de jardines y descarga de inodoros. Una actividad que ofrece grandes beneficios medioambientales y ahorros económicos, amortizando la inversión en un corto plazo de tiempo.

Sin embargo, este inversión, a parte de la rentabilidad y el valor añadido a la instalación del establecimiento, también aporta un peso específico en las valoraciones para la consecución de certificados de construcción sostenible, factores muy relevantes en la actual vertiente sostenible en la que se está encauzando el sector hotelero.

Escribe un nuevo comentario