El software TPV sustituye a la caja registradora en Hostelería

La Hostelería está implementando soluciones informáticas de software TPV para facilitar y agilizar los procesos de venta y de gestión interna.

Hoy en día, las cajas registradoras se sustituyen por soluciones informáticas que agilizan transacciones y optimizan procesos internos

Facilita y gestiona completamente los procesos de venta

La Hostelería está implementando soluciones informáticas de software TPV para facilitar y agilizar los procesos de venta, sustituyendo las funciones que efectúan las cajas registradoras, además de colaborar en otras gestiones.

Según Astarté Informática, expertos en software TPV, el TPV (Terminal Punto de Venta) es un producto tecnológico que gestiona los procesos de venta de un modo completo como facturas, compras, ventas, etc. Además, esta solución permite que los pagos puedan realizarse tanto en efectivo como con tarjeta de crédito.

De este modo, se proporciona mayor comodidad a los clientes y también al establecimiento aumentando así el número de ventas de una manera significativa.

Hay que destacar que, un TPV se compone de dos partes básicas: software y hardware. El primero es el programa de gestión que organiza los procesos de venta, facturación, etc.

Y por su parte, el hardware es la pantalla o display táctil en la que se introducen las ventas y donde se puede ver la suma total de productos vendidos a cada cliente.

Además, también se pueden emplear periféricos y componentes para facilitar operaciones como imprimir tickets, lectura de códigos de barras o bandas magnéticas para tarjetas, entre otros.

TPV grandes ventajas para negocios y clientela

El sistema TPV aporta grandes ventajas, tanto al empresario como al negocio, por esta razón está experimentando un aumento de implementación y mayor desarrollo. 

Gracias a su agilidad las cuentas se gestionan de un modo más eficaz llevando un registro exacto de todos los movimientos y realizando los cálculos de manera automática.

Otro beneficio es que permite que el negocio esté actualizado para ofrecer un mejor servicio de cara al cliente, ya que el proceso de cobro es más dinámico y ahorra tiempo a las dos partes.

Por otro lado, a nivel de gestión, un TPV permite la realización de listados y balances con programas de contabilidad, factor que también contribuye a agilizar los procesos internos, como controles o inventarios del negocio.

En definitiva, “la digitalización de un negocio hace que éste prospere y sea más eficaz, tanto a nivel de gestión del mismo como de cara al cliente. La implantación del software de TPV en los negocios es una tendencia al alza, por todos los beneficios asociados a la optimización y adaptación a las necesidades específicas de la empresa y hace que los procesos sean mucho más rápidos y seguros”, según Astarté Informática.

Fotografía: Astarté Informática

Escribe un nuevo comentario