Auge de la tecnología inmersiva para equipar salas de eventos

as tecnologías inmersivas están adquiriendo cada vez más auge a la hora de posicionarse en los eventos de reuniones que se llevan a cabo en hoteles.

Ofrecen experiencias únicas para los asistentes sin necesidad de ejecutar instalaciones altamente complejas y muy costosas

Ofrece posibilidad de interacción con los usuarios

La experiencia de los usuarios resulta clave para el éxito de cualquier evento corporativo. Por ello, como reconoce el Cofundador y Director de Marketing y Desarrollo de Negocio de Broomx, Ignasi Capellà, “los proveedores de espacios para eventos como centros de convenciones, hoteles e incluso universidades buscan las últimas innovaciones en este campo, como la tecnología inmersiva, para posicionarse en un sector muy competitivo”.

Sin embargo, según advierten desde el equipo de soluciones audiovisuales de Charmex “la mayoría de las salas de reuniones están equipadas muy por debajo de las posibilidades que aporta la tecnología actual, ya que los hábitos de trabajo convencionales siempre son difíciles de modificar”.

La realidad virtual y aumentada tienen un alto potencial en este sector.

Y como muestra, un botón: la tecnología inmersiva, así como las aplicaciones sin cables e interactivas están reclamando su lugar en este mercado por la amplia variedad de posibilidades que ofrecen.

Tecnología Inmersiva

Ignasi Capellà observa “un auge de las tecnologías audiovisuales inmersivas para salas de reuniones y eventos que son capaces de crear un impacto visual potente, sorprender a los asistentes y hacerles vivir emociones que no esperaban“.

El directivo de Broomx habla de “macroproyecciones, instalaciones inmersivas de múltiples proyectores, pantallas led curvas, proyectores interactivos, etc.; pero también de equipos de audio de alta calidad que ofrecen sonido espacial o 3D, difusores de olores, mobiliario domótico…”.

Todas estas nuevas tecnologías que buscan crear espacios inmersivos, como explica Capellà, “son altamente demandadas en países como Estados Unidos, donde están más avanzados en este ámbito, sobre todo si ofrecen posibilidades de interacción con los usuarios”.

Por ello cree que “en los próximos años vamos a vivir un cambio radical en la configuración de estos espacios, y las tecnologías inmersivas, sensoriales e interactivas van a ser cada vez más demandadas.

Escribe un nuevo comentario