El valor que puede añadir un minibar bien configurado

minibar

En la nueva hotelería, las posibilidades de este servicio dependen, entre otros, de la exclusividad de los productos que contenga

La normativa obliga a hoteles de 4 y 5 * contar con ellos

En la era de la exclusividad y la excelencia hotelera en vías de ofrecer la mejor experiencia a los huéspedes de un hotel, el minibar se convierte en una prestación que ofrece grandes posibilidades para que no quede como un servicio obsoleto e inútil.

En este sentido, en los últimos años se ha abierto un debate en el ámbito hotelero, con respecto a los minibares, que se le relaciona con mantener vivo el servicio ‘vintage’ del minibar como un mueble que antiguamente aportaba exclusividad a las habitaciones pero que, en la actualidad, ha perdido ese protagonismo.

Actualmente, parece ser que al minibar se le considera como un contenedor inservible, menos en aquellos casos en los que de verdad ofrece un plus al servicio de la habitación. De este modo, hay que preguntarse sobre cómo poder ofrecer un gran valor añadido con la correcta configuración de los productos que se pueden encontrar en su interior.

Productos bien empaquetados, con características poco habituales y con sabores originales serán los que aporten la excelencia al minibar.

Partiendo de la base de que la normativa obliga a hoteles de 4 y 5 estrellas a ofrecer este servicio en cada una de las habitaciones, la solución radica en apostar por los productos exclusivos, cediéndole el protagonismo que quizás no tienen en los lineales de los puntos de venta.

Pero sin duda, este tipo de productos bien empaquetados, con características poco habituales y con sabores originales serán los que aporten la excelencia al minibar de una habitación de hotel.

Identidad del minibar, productos gourmet aliados

Así lo explican desde Ibiza Carob Company, una empresa que se especializa en productos gourmet con el relanzamiento de la recogida de la algarroba autóctona de la isla de Ibiza para la elaboración de productos ecológicos.

Hay que tener en cuenta que la configuración incorrecta de un minibar puede dar lugar a un servicio deficitario.

«Por ejemplo, nosotros solemos aportar algarroba en tableta a modo de chocolate, un producto de nuestra línea Exquisite diseñada para los paladares más exigentes”, explica Miguel Pérez, impulsor de este proyecto.

Por consiguiente, un minibar configurado con criterios de calidad también es un modo de ofrecer a los huéspedes la degustación de alimentos gourmet a los que están poco acostumbrados, además de permitir un consumo más flexible del que suele darse cuando se tiene que saldar la cuenta en el mismo sitio y en el mismo momento.

Así, el minibar aporta una libertad porque ofrece un crédito infinito que se construye sobre la garantía de que el cliente podrá pagarlo en un futuro, bajo la comprobación previa del saldo, para que el huésped funcione en base a la espontaneidad que le impulsan sus apetencias.

Hay que tener en cuenta que la configuración incorrecta de un minibar puede dar lugar a un servicio deficitario para los gestores del establecimiento, si no se le logra dar la identidad adecuada de acorde al resto de servicios que ofrece el establecimiento.

En conclusión, en primer lugar hay que partir de que la ley obliga a tenerlo en ciertos hoteles según su categoría, y de este modo quedará en manos del establecimiento y sus gestores la responsabilidad de reforzar la identidad de estas pequeñas neveras ofreciendo productos novedosos y que sorprendan al huésped para potenciar la innovación en los hoteles.

Escribe un nuevo comentario