5 problemas de seguridad muy comunes en hoteles

Algunos hoteles no adoptan las suficientes medidas preventivas para evitar problemas de seguridad, y esto puede conllevar a un fatal desenlace.

No tener departamento propio, conformarse con un seguro de incidentes, o no contar con una preparación adecuada, entre ellos

Desde AESET indican las principales equivocaciones

Los establecimientos hoteleros son puntos muy calientes en los que se deben considerar todo tipo de riesgos desde los más comunes, como los robos y los incendios hasta otros como atentados, violencia y ciberdelincuencia. Algunos hoteles no realizan suficiente prevención para evitar problemas de seguridad hotelera, y esto puede conllevar a un fatal desenlace.

El equipo de seguridad de un hotel debe estar correctamente acreditado e identificado, es más, desde la Asociación Española de Seguridad en Establecimientos Turísticos (AESET) recomiendan que todo hotel, sea del tipo que sea, cuente con un departamento de seguridad propio.

Y que éste sea capaz de gestionar tanto la seguridad de las personas (empleados y huéspedes) como las medidas que estén implementadas en el establecimiento.

Algunas empresas caen en el error de pensar que, aplicar medidas de para evitar problemas de seguridad hotelera supone solamente un gasto más al negocio, cuando lo que realmente significa es una inversión.

Una inversión con miras a la correcta actividad del hotel así como, el control de todos los incidentes que pueden surgir en sus instalaciones, puede ser determinante para evitar la consiguiente repercusión negativa que éstos pueden constituir tanto para la seguridad de las personas como para la imagen del establecimiento.

Vicente Ignacio López de Miguel, presidente y socio fundador de AESET, ha informado a Proveedores Hosteltur sobre los problemas de seguridad más frecuentes que cometen los hoteles a la hora de considerar la aplicación de las máximas medidas de protección.

5 problemas de seguridad hotelera

  • 1.- No contar con un departamento de seguridad: es uno de los principales errores. Además de no disponer de un área especializada en seguridad también incide el propio desconocimiento que de él se tiene. Muchos directores o gerentes de hoteles o cadenas hoteleras siguen pensando que contar con una sección de seguridad es un gasto cuando realmente es una inversión, que es bastante menor de lo que muchos pueden imaginar, sobre todo si se compara con los beneficios que puede dar a cambio.
  • 2.- Pensar que muchos incidentes son inevitables: esto lleva a caer en el error de que no es necesario un departamento de seguridad, y se cae en el conformismo de solamente contar con seguros que pueden cubrir cualquier eventualidad.
  • 3.- No contar con una equipación y preparación adecuadas: con respecto a los diversos percances, el presidente de AESET se basa en su propia experiencia y gran parte de ellos se pueden evitar con estas implementaciones sin dejar mucho margen al azar.
  • 4.- No tener en cuenta la sensibilidad actual del viajero: un hotel vale para sus clientes tanto como su reputación y si siempre se ha tenido en cuenta el grado de seguridad para escoger un alojamiento u otro, hoy en día el viajero es mucho más sensible a esta circunstancia y es uno de los factores que más valora.
  • 5.- No invertir de manera inteligente: una inversión en materia de seguridad revierte en la disminución o práctica desaparición de los incidentes con la carga positiva que esto conlleva para la imagen del establecimiento y el ahorro sustancial en lo que a costes de seguros se refiere.

Escribe un nuevo comentario