Diario 871 05.12.2019 | 23:50
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.

Incendio en Londres: ¿y si hubiese sido un hotel?

16 junio, 2017 (04:15:33)

La tragedia de la torre Grenfell invita a pensar en mejorar el mantenimiento de las medidas preventivas y la formación

En España se declaran a diario ocho conatos en hoteles

La gravedad del incendio que se ha producido en la torre Grenfell de Londres y su parecido con un edificio dedicado a alojamiento conducen a plantearse la siguiente pregunta: "¿y si hubiese sido un hotel?". Las distintas zonas turísticas españolas están ahora congestionadas de turistas. ¿Están preparadas para una tragedia semejante?

A fin de descubrir la situación general de seguridad en la Hostelería española, PROVEEDORES HOSTELTUR se ha dirigido a fuentes solventes que han contribuido a trazar un esbozo que indica que el nivel de protección es bueno, a pesar de que se detectan asignaturas pendientes. De modo que en algunos aspectos habrá que 'ir a septiembre'.

Según el último recuento, en el incendio de la torre Grenfell -de 24 plantas- han fallecido 18 personas y otras 37 se encuentran hospitalizadas, 17 de ellas en cuidados intensivos. Aún es pronto para conocer las causas del siniestro o para desvelar si se hubiese podido haber evitado.

Lo que sí se puede afirmar es que, cuando tiene un lugar un suceso así en un edificio, hotel o restaurante, "la sensibilización pública frente a estos daños aumenta y debería quedar fijada en la memoria", así lo exponen desde la Asociación Española de Sociedades de Protección Contra Incendios (Tecnifuego-AESPI).

Un riesgo habitual

El incendio es uno de los riesgos más comunes en la actividad hostelera. Según datos aportados por aseguradoras, bomberos y otras fuentes, durante 2016 en España se produjeron alrededor de ocho incendios diarios en establecimientos hoteleros. En las cocinas, salas de estar y habitaciones, con pérdidas anuales de millones de euros.

El aspecto de la torre Grenfeld ardiendo era dantesco y hacía prever una tragedia humana.

La gran mayoría fueron conatos que se abortaron antes de que la situación pasase a mayores, pero el dato da una idea de la exposición al peligro del sector hostelero, que debe dotarse de las medidas anti-incendios necesarias, tanto pasivas como activas.

Y, para articular esa protección existen unas herramientas jurídicas adecuadas. Por un lado, está el Código Técnico de la Edificación (CTE), al que se suma el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI), cuya edición más reciente data de hace escasos días, el 12 de junio; y las diversas normas UNE, que abarcan respectivamente la edificación, las instalaciones y empresas instaladoras y mantenedoras, y la calidad de los productos.

En general, la industria del alojamiento cumple las normas, "la cuestión es que después se hagan los mantenimientos correctos, muchas veces no se contrata lo mejor sino lo más barato", señala Antonio Tortosa, vicepresidente de Tecnifuego-AESPI.

Evidentemente, para este experto "merece la pena gastar más, porque es una inversión productiva, tanto por lo que se refiere a la imagen ante los clientes como para evitar pérdidas de vidas humanas y daños materiales", como tristemente acaba de ocurrir en la capital británica.

Puede pasarle a cualquiera

Y, aunque admite que entre las compañías hoteleras se da una "sensación general de que a ti no te va a pasar", también resalta que gracias a determinados turoperadores, sobre todo americanos y japoneses, se revisan más concienzudamente los medios preventivos disponibles, como detectores y rociadores.

Pero, ¿qué dicen a todo esto los afectados?, es decir, las compañías hoteleras. A modo de ejemplo, Senator Hotels se brinda a explicar su experiencia: "Hemos tenido algún pequeño incendio, sin que haya habido víctimas. Solo algún daño material", expone la responsable de Prevención de Riesgos Laborales, Maricarmen Giménez Asensio.

Actuar rápido en caso de incendio

En esos casos, "enseguida se puso en marcha el Plan de Extinción y Evacuación de Clientes y Personal, funcionando muy bien, sin necesidad de avisar a los servicios de emergencia o bien, avisando, pero al llegar ya estaba resuelto, ya que nuestro personal está entrenado para actuar en este tipo de situaciones", aclara.

Y, precisamente, la formación del personal es la otra asignatura pendiente que identifica Tortosa. Puesto que no todas las empresas hoteleras mantienen el mismo nivel preventivo. Ante un fuego declarado expandiéndose de manera destructiva, y amenazando vidas, de nada vale esgrimir que se cumplió escrupulosamente con las normas.

Comunicado de Tecnifuego-AESPI: Los fallos de seguridad en la Torre de Londres y cómo proteger contra incendios un edificio

Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI)

Fotografías: Natalie Oxford.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.